BLOG
02/09/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Las reacciones de los mercados

Las reacciones de los mercados

Buenos días.

El común de los inversores no está perdido con qué van a hacer los bancos centrales ni cuál será la evolución de la economía mundial, pues eso, cuando pase, pasó. Hay un problema mucho mayor, las reacciones de los mercados a lo que va sucediendo, pues el criterio de ayer es distinto al de hoy y el de hoy al de mañana.

Es decir, que si un día las bolsas suben porque todo va bien, al día siguiente pueden volver a revalorizarse porque el panorama pinta negro. Culpable: las políticas monetarias ultralaxas y el apego del mercado a las mismas.

Entonces, ante un informe de empleo de EEUU crucial, que ayudará a determinar la próxima decisión sobre tipos en tres semanas, se puede esperar de todo. A modo de ejemplo, el sorprendentemente malo ISM manufacturero conocido ayer, el cual pasaba a terreno de contracción, fue recibido como debe ser recibido, con descensos de los activos de riesgo. Claro que ese no es el comportamiento habitual. En el lado contrario se sitúan los costes laborales, no sólo por encima de lo esperado, sino duplicándolo, y que ayudan a pensar en un endurecimiento de la política monetaria norteamericana a pesar de la caída de la productividad. La conclusión es que poco ha cambiado en la tendencia entre mixta y positiva del calendario de indicadores económicos de EEUU, y que por ende, tampoco varían las perspectivas de los inversores, absolutamente divididas.

El petróleo está intentando copar algo del protagonismo del que goza la Fed, pero incluso con fuertes variaciones en precio lo tiene difícil. Hablábamos de la complejidad de interpretar los próximos movimientos de los activos financieros, de entre los que destaca el oro negro, con más de arma política que de materia prima. Ayer no, pero hoy todos parecen más predispuestos a congelar (o algo que se le pueda parecer) la producción en la próxima reunión de la OPEP, justo cuando la cotización del barril más está sufriendo …

Cerrando por Europa, el brexit nos vuelve a dejar un coletazo dentro de los datos de actividad, presente y futura. Los PMI de manufacturas de la zona euro y distintos países ceden unas pocas décimas ante una reducción de las ventas al Reino Unido, así como por culpa del fortalecimiento del euro. La otra gran sorpresa de la jornada, además del ISM estadounidense, salió precisamente de las islas británicas, pues el mismo PMI subió cinco puntos de golpe por encima de 53. Estupendo hoy, aunque en el largo plazo la salida de Europa no parece que vaya a salir gratis.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com