BLOG
01/03/2019 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

La política del palo y la zanahoria

La política del palo y la zanahoria

A Donald Trump no le debieron de sentar muy bien las exigencias norcoreanas, no solo por irse sin despedirse de Hanoi, sino porque también China lo ha sufrido. Esta vez advirtiendo que el mango de la sartén está en su mano y que si no le gusta lo que ve, simple y llanamente se acabó. Tampoco es algo novedoso en unas conversaciones que llevan tantos meses, en las que la política del palo y la zanahoria es una constante de la Casa Blanca hacia Pekín.

Quizás ni siquiera este nuevo quiebro del presidente de EE.UU. fuera suficiente para aguarle la fiesta a unas autoridades chinas que ven cómo avanzan en su intento de asentarse en el mercado global de capitales. El proveedor de índices MSCI anunció que pretende multiplicar por cuatro la presencia de acciones chinas para final de año, lo que aunque solo sea por todos los inversores que siguen religiosamente esta composición, significa una entrada masiva de dinero extranjero en China.

A nivel económico la atención giró en torno a la (más o menos) fortaleza del crecimiento de EE.UU. El PIB sube un 2,6% en el cuarto trimestre que sirve para batir las previsiones, además de hacerlo empujado por la inversión empresarial. Gran noticia esta, que además se puede utilizar para tapar un consumo privado levemente por debajo de lo que se venía estimando. En cualquier caso, este dato, así como la aceleración del PMI Chicago u otros indicadores adelantados recientes, ayudan a pensar que la desaceleración se queda en eso, en una simple desaceleración propia de cualquier ciclo económico.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com