BLOG
22/11/2019 AUTOR: Salomé Bouzas Morning meeting

La omnipresente primera fase del acuerdo comercial

La omnipresente primera fase del acuerdo comercial

China huele sangre y, evidentemente, se aprovecha. No pensemos que la demora que se está produciendo en la firma de la omnipresente primera fase del acuerdo comercial es casual. En Pekín son completamente conscientes de que Donald Trump necesita que la economía se mantenga en pleno estado de forma para poder renovar su mandato. Aquellas elecciones que se han producido durante o justo después de un mal período económico suelen perjudicar al candidato que concurre desde la Casa Blanca. Y es que el 15 de diciembre es una fecha clave porque entrarían en vigor aranceles a productos de consumo, que no tienen sustitutivos cercanos en otros países emergentes de los que importarlos. Por lo tanto, estas tarifas tendrían un impacto directo sobre el consumidor americano, el cual representa el 60-70% del crecimiento del PIB, que es también el votante. Esto es lo que quieren evitar en Washington y es con lo que juegan desde China. De hecho, ya han invitado a una delegación estadounidense a viajar a tierras asiáticas para volver a hablar presencialmente. Nos quedan tres semanas de “tira y afloja”.

Aparte de nuestro capítulo diario de la telenovela “Amar en tiempos de guerra comercial”, cabe destacar que los datos macroeconómicos europeos están dando señales de haber tocado fondo e, incluso, estar repuntando ligeramente. Ayer veíamos la pequeña mejora en la confianza del consumidor de la eurozona, la cual, en su lectura del mes de octubre, se había situado en niveles de noviembre de 2018, cuando fue precisamente el sentimiento el que nos llevó al desplome indiscriminado durante último trimestre del año. Pero es que hoy, Alemania ratificaba que seguirá fuera de la recesión técnica por, al menos, medio año más, al confirmar el crecimiento del tercer trimestre de 2019 en el 0,1%. También los PMI manufactureros eran un poco mejores, pues, aunque tanto el germano como el agregado de la eurozona continúen en zona de contracción, ambos superaban tanto a las expectativas de los analistas como a sus lecturas previas.

Con esto, finalizamos por esta semana. Sí, sin brexit. Increíble pero cierto. En Londres estos días están más pendientes de su Casa Real que de sus políticos. Hacía años que los Windsor no daban “carnaza” a su prensa rosa (amarilla en el caso del Reino Unido), pero ya tenemos al duque de York para inexplicablemente cambiar este hecho. Si es que la mona aunque se vista de seda…

Buen fin de semana.

Mª Salomé Bouzas Romero
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com