BLOG
22/04/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Juego de ida y vuelta

Juego de ida y vuelta

Buenos días.

Todas las mismas fuerzas que en el arranque del año se pusieron de acuerdo para desplomar los mercados están haciendo ahora lo propio para dejarlos respirar. En ese juego de ida y vuelta mandan, no por este orden, el petróleo, los bancos centrales y el entorno macroeconómico.

Hablando del primero, ya no sabemos si para evitar nuevas caídas o porque así es, la AIE ve equilibrio entre oferta y demanda para 2017. Claro que de aquí al próximo año quedan demasiados meses en términos de mercado para sufrir una vuelta…tras otra.

El elemento central de ayer jueves era la reunión del BCE precisamente porque no se esperaba nada de éste. Y así fue en cuanto a las novedades respecto a la política monetaria estimulante, que no en relación a la ampliación de las compras de bonos a partir de junio, de las que sabemos que empiezan en junio, que incluyen a aseguradoras, que pueden llegar a los 30 años y también que el banco central no podrá hacerse con más del 70% de cada emisión. Es cierto que las declaraciones de Mario Draghi no se ciñeron a lo que va a suceder para tratar de conseguir generar inflación, pues así como sigue dejando la puerta abierta a que el BCE dé más pasos en lo que a medidas no convencionales se refiere, defendió con vehemencia un principió básico de cualquier banco central que quiera ser respetado, la independencia frente al poder político. Mensaje para Alemania, personificado en la persona de su ministro de finanzas, Wolfgang Schäuble.

Pasando la vista al calendario de indicadores económicos, la sesión dejó un sabor mixto. Por un lado está EEUU, donde ningún índice fue capaz de batir nada. Los regionales manufactureros de Filadelfia y Chicago han vuelto a caer después de haber venido marcando una tendencia de franca recuperación, mientras que el índice de indicadores líderes ha subido dos décimas menos de lo previsto en marzo por culpa del descenso de los permisos de construcción. Al contrario, el primer incremento de la confianza de los consumidores europeos en lo que va de 2016 está fundamentado en los bajos niveles del petróleo y la inflación, y en mayores ingresos.

Cerramos la semana con resultados corporativos, que en otras circunstancias tendrían todo el protagonismo que otros le roban de forma sistemática. Ni Google ni Microsoft fueron capaces de convencer a los inversores con sus cifras, incluso con el buscador de internet ganando un 20% más que hace un año, pues en el caso de la segunda ha sido el declive de las ventas el causante de esta mala acogida.

​Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com