BLOG
27/11/2018 AUTOR: Jorge González Morning meeting

¿Dará Italia marcha atrás en el objetivo de déficit?

¿Dará Italia marcha atrás en el objetivo de déficit?

Que los políticos populistas de nuestros tiempos rebajen su tono siempre es positivo para las bolsas, pero aún lo es más que los ciudadanos se lancen a consumir como si no hubiera mañana. Ese podría ser el resumen de una jornada marcada por la posibilidad de que Italia finalmente reduzca su objetivo de déficit y de los primeros datos conocidos sobre el consumo privado del fin de semana de Acción de Gracias.

Empezando por el país transalpino, Salvini comentaba que no cree que nadie esté obsesionado con el objetivo de déficit presupuestario del 2,4%, siempre que exista un presupuesto que haga crecer al país. Este anuncio, si así se le puede llamar, fue celebrado por los inversores en renta fija de la nación y por los bancos, arrastrando con ellos al resto de Europa.

Menos influencia tuvieron las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, quien ha urgido a los gobiernos europeos a completar el trabajo, porque concluir la reforma de la unión bancaria es “esencial” para evitar la repetición de los errores del pasado. Sin embargo, el por si acaso estará pendiente, no vaya a ser que nuestros amados políticos nos vuelvan a mandar al hoyo. De hecho, ante las actuales incertidumbres de la economía, la entidad monetaria mantendrá una política de estímulos significativa para apoyar el aumento de una inflación que parece que nunca va a llegar.

Por otro lado, un año más, y esta vez contra todo pronóstico, las ventas durante el viernes negro marcaban nuevos máximos. Según los datos de Adobe Analytics, se gastaron en Estados Unidos 6.220 millones de dólares, esto es, un 23,6% más que en la edición de 2017. El importe fue determinante para grandes figuras como Amazon o Walmart, tras varios meses de caídas. Sin embargo, los grandes ganadores han sido las empresas de comercio móvil.

Pero no todas las noticias de la jornada iban a ser positivas. Primero, la guerra comercial: cuando todos los inversores estaban preparándose para la reunión del G-20, va Trump y dice en una entrevista en The Wall Street Journal que es altamente improbable que acepte el requerimiento de China de demorar el aumento de tarifas del 25% a importaciones de productos chinos a principios de 2019. Resumiendo, que a día de hoy no esperemos que salga nada bueno de las conversaciones que van a tener lugar este fin de semana. Segundo, el brexit: que poco nos ha durado la felicidad en Europa con este tema. Pero seamos realistas, el acuerdo esta cogido con pinzas. Ayer May vio que la votación en el Parlamento no pinta bien, así que decidió dedicarse estos días a hacer la tournée por Gales e Irlanda del Norte. A ver si así convence a alguien de un acuerdo que a día de hoy ya solo satisface a Sánchez. Por último, los datos de producción de petróleo de Arabia Saudí volvían a mostrar las diferencias en el seno de la OPEP, algo que no ayuda a dos semanas de una reunión que parece clave para la evolución de la materia prima durante el año que viene.

Buen día.

Jorge González Gómez
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com