En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Los inversores de vuelta a la realidad

Los inversores de vuelta a la realidad

Los inversores de vuelta a la realidad

Comparte este post:
Debemos ser conscientes de que vivimos con un mercado ultrasensibilizado, equivocadamente educado a no ser capaz de digerir un no.

Ninguno, o casi ninguno de los que nos dedicamos a esto nos cansamos de repetir el mantra de que el entorno acompaña, aunque visto con algo de perspectiva parece objetivamente cierto. Y si lo comparamos con los últimos diez años es que no hay color. Pero, porque siempre hay un pero, debemos ser conscientes de que vivimos con un mercado ultrasensibilizado, equivocadamente educado a no ser capaz de digerir un no.

Pues bien, la prácticamente única noticia de la sesión de ayer fue una de esas que devuelven a los inversores a la realidad de que los bancos centrales tienen poder, sí, pero (otra vez) que no componen un Olimpo de dioses infalibles. Se filtró que China, en su condición de mayor poseedor de deuda de EE.UU., iba a dejar de alimentar sus reservas mediante la compra dichos títulos. Y poco tiempo les faltó para desmentirlo, porque como decíamos al principio, el mercado no está preparado para un cambio súbito de las reglas del juego.

Las rentabilidades de los bonos rápidamente se dispararon con el consiguiente descenso de los precios, el dólar se vino abajo porque la demanda se reduciría si China dejase de estar al otro lado de la barra, las bolsas activaron el cuarto del pánico según qué sectores (los bancos sí que recogieron el guante de la filtración)… Y así todo. Solo que esto llega en el peor momento posible, dado que la reforma fiscal de Trump previsiblemente ampliará el déficit fiscal de EE.UU., siempre y cuando los ingresos no sean capaces de rellenar el hueco que deja el recorte de la recaudación.

Dicen también que la inflación jugó un papel determinante en los movimientos de ayer en el sentido de que se ha construido un cierto consenso alrededor de la idea de que esta vez sí, el crecimiento va a posibilitar subidas de salarios y precios. Pero claro, llevamos tanto tiempo escuchando y esperando a que eso suceda que nos hemos ganado el derecho a no creérnoslo a pies juntillas ni tampoco pensar que esta vez será diferente.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario