BLOG
19/07/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

¿Inquieta lo que dirá mañana el BCE?

¿Inquieta lo que dirá mañana el BCE?

Los mercados sufrieron una caída que en estos días parece más grave de lo que podría haber supuesto varios meses atrás, cuando la volatilidad era un componente de diario.

Elucubrar con qué es lo que hará (o más bien dirá) el BCE en su reunión de mañana inquieta, pero mucho más el fracaso tras fracaso que la Casa Blanca está sufriendo cada día que pasa para tumbar el sistema sanitario de su predecesor. No es por la reforma en sí, sino por la incapacidad para cambiar algo más que lleva implícita.

Siempre hay algo bueno que extraer, incluso con números marcados en rojo. Y en estos momentos eso es el hecho de que los inversores siguen demostrando poder diferenciar, porque aunque las bolsas europeas cayeran, las buenas sensaciones que han dejado los resultados de Netflix permitieron al Nasdaq alcanzar nuevos máximos. Esto teniendo en cuenta que la sesión de presentación de cuentas no ha sido de lo mejor, con IBM o Johnson&Johnson ganando menos, Goldman sufriendo el poco movimiento de los mercados y sólo con Bank of America batiendo y mejorando a la vez.

Por la parte macro, como españoles debemos estar contentos de que el FMI califique de impresionante la recuperación de la actividad, pero ahí se queda. Lo importante de verdad era el segundo descenso mensual de la confianza de los inversores alemanes ZEW, quizás puntual, quizás algo más, pero tener dudas en un entorno en el que todos los indicadores europeos se superan a si mismos es incluso sano. Poco importó esto, puesto que las curvas de deuda europea volvieron a caer mientras que el euro insiste en recuperar parte del terreno que las subidas de tipos de la Fed le habían quitado.

Con injustificada menor atención, la publicación del IPC del Reino Unido ha supuesto una sorpresa, dado que caía tres décimas respecto a mayo. Y decimos injustificada porque este retroceso alivia las presiones para que el Banco de Inglaterra endurezca la política monetaria en un momento en que ni la economía ni cada vez más británicos parecen capaces de soportar la incertidumbre del brexit.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com