BLOG
20/12/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Igualito que aquí, ¿verdad?

Igualito que aquí, ¿verdad?

Ha tardado y ha tenido que ser comparada a otros fracasos como el del Obamacare, pero la reforma fiscal parece estar ya aquí. Tan ajustada como se veía venir, la aprobación del Senado ya deja el proceso solo pendiente del trámite de volver a pasar por la Cámara de Representantes, para que los norteamericanos empiecen a disfrutar de la bajada de impuestos de forma casi inmediata… Igualito que aquí, ¿verdad?

Con este éxito por parte de la Administración Trump, no solo se consigue cumplir con una de las principales premisas, sino que además casi seguro va a espolear la actividad estadounidense en el corto plazo, pues además de reducirse el equivalente al IRPF, serán las empresas las grandes beneficiadas de esta medida. Que con esto se vaya a impulsar el consumo y la inversión, para que con todo suban la inflación y el PIB, es algo que queda fuera del alcance del Gobierno, pero lo que sí despierta dudas es el impacto que esto pueda tener sobre las cuentas federales, quizás incrementando el déficit fiscal de aquí a unos años.

Pero lo que más rechazo levanta entre economistas e inversores es la necesidad de aplicar el recorte impositivo en este momento del ciclo (para muchos ya el final) en el que no hay paro y en el que la economía, con ciertos altibajos, marcha. Significativa es la batería de indicadores de la construcción publicados estos días, sector clave para el crecimiento. Los buenos datos de inicio de vivienda y permisos de construcción publicados ayer se suman al máximo en 18 años de la confianza de los constructores del país, lo que puede dar una idea de dónde está EEUU en términos económicos.

Cuánto hay recogido ya en bolsa es difícil de medir en el sentido en que hace tiempo que algunos mercados (o valores) están caros y no han dejado de estarlo. ¿Pueden seguir subiendo? Pueden. ¿Puede estar ya recogida la reforma fiscal en precio? Puede. ¿Puede seguir este mercado lateral en el que ni para arriba ni para abajo? Puede. Lo único cierto es que se elimina uno de los elementos de incertidumbre del mercado, que bien pudiera posibilitar fijar la atención solo en los fundamentales en vez de en lo que los rodea.

De lo poco rescatable del día de ayer que no fuera el Senado de EEUU y los impuestos queda un dato macroeconómico alemán. El IFO, que mide el estado del empresariado alemán, desciende levemente en diciembre debido a la falta de claridad en la formación de Gobierno, si bien partía de máximos y lo hace en un entorno en el que Alemania vuelve a liderar el crecimiento de Europa.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com