BLOG
17/01/2022 AUTOR: Jorge González Morning meeting

El IBEX 35 sigue mostrando un comportamiento extraordinario

Iniciamos una semana que esperemos que esté marcada por los resultados empresariales, pero también por los datos de crecimiento de China durante el último trimestre del año. Asimismo, la variación del IPC alemán y de la eurozona, las ventas de viviendas en Estados Unidos y las balanzas comerciales de varios países centraran la atención de los inversores.

Pero repasemos qué pasó la semana pasada.

Las señales de inflación y las preocupaciones sobre el aumento de la rentabilidad de los bonos marcaron el ritmo de los mercados a lo largo de la semana. Las bolsas comenzaron la semana a la baja ante la noticia de que más casas de análisis esperaban que la Reserva Federal subiera los tipos cuatro veces en 2022, un consenso implícito en los mercados de futuros de renta fija.

En su audiencia de renominación ante el Congreso el martes, el presidente de la Fed, Jerome Powell, aseguró a los legisladores que el banco central no dudaría en contener la inflación. Los inversores parecieron tomar la noticia con calma, pero los comentarios de otros funcionarios de la Fed durante el resto de la semana inquietaron a los inversores. En particular, la gobernadora Lael Brainard, nominada por el presidente Joe Biden para la vicepresidencia del banco central y una notable «paloma» de la inflación, abría la puerta a una acción contundente si fuera necesario en su audiencia de nominación.

Los índices de renta variable a ambos lados del Atlántico registraron su segunda pérdida semanal consecutiva desde que comenzó el año, y el Nasdaq Composite su tercera, justo al inicio no oficial de la temporada de resultados empresariales. Las acciones financieras cayeron bajo presión el viernes cuando JPMorgan Chase y Citigroup, generalmente entre las primeras compañías importantes en publicar resultados, reportaron menores beneficios en el cuarto trimestre. Las acciones de servicios públicos, inmobiliarias y de atención médica también tuvieron un mal comportamiento. En cambio, las energéticas cerraban en terreno positivo gracias a que los precios del petróleo continuaron su escalada a niveles no vistos desde octubre, en el entorno de los 85 dólares el barril.

El comportamiento de los mercados chinos también centró la atención durante la semana. El índice de Shanghái perdió un 1,6%, y el índice CSI 300 retrocedió un 2%, lastrado por los titulares sobre las dificultades de refinanciación del sector inmobiliario del país.

Pero no todos los mercados caían la semana pasada. El FTSE 100 británico y el IBEX 35 siguen mostrando un comportamiento extraordinario gracias a las empresas de acero, las energéticas y los bancos.

Por su parte las rentabilidades de los bonos de la eurozona terminaron a la baja, siguiendo la estela de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Asimismo, los bonos periféricos de la eurozona y los gilts del Reino Unido siguieron ampliamente a los mercados centrales. Sin embargo, los datos que muestran un crecimiento económico del Reino Unido más fuerte que lo esperado en noviembre parecieron moderar la disminución de los rendimientos de los bonos. En cuanto a las divisas, el euro se apreciaba frente al dólar y cerraba la semana por encima del 1,14.

Recordemos que hoy no tendremos la referencia de los mercados estadounidenses por el aniversario del nacimiento de Martin Luther King.

Buen día.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com