BLOG
20/01/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Hoy todos pendientes de él

Hoy todos pendientes de él

Mercados y no mercados, hoy todos pendientes de él. ¿Qué va a hacer y decir hoy Trump? Existe una mezcla de miedo y expectación por comprobar si sale el magnate incendiario o el conciliador vencedor de las elecciones, pero lo que predomina es que nadie tiene ni idea de a qué nos podemos enfrentar. Se puede afirmar que hoy empieza de verdad su mandato a pesar de que ya llevamos semanas haciéndonos una idea de la bien medida doble cara de sus políticas, por lo que ahora sí, los mercados van a empezar a poner en precio realidades en vez de promesas de campaña.

Ante la duda y partiendo de la premisa de que la política fiscal será expansiva a partir de ya, Janet Yellen confirmaba que ahora ésta es una variable a tener aún más en cuenta si cabe. Así que la posibilidad de que se den tres subidas de tipos va poco a poco grabándose a fuego en la mente de todos, Reserva Federal incluida. Claro que si las cosas se tuercen, siempre nos quedará la salida de la macrodependencia para eliminar cualquier rastro.

La inflación apunta alto en EEUU por dos razones: la mejora de la actividad económica y la expectativa de que se apliquen las políticas económicas de Trump. Además cuenta el petróleo, el causante de que las lecturas de IPC de todo el globo estén marcando máximos multianuales. Pero como muy bien definió ayer Mario Draghi, éste es un hecho puntual, dando a entender que no tenemos que volvernos locos por las subidas de la inflación si las mismas no salen del lado de la demanda en lugar de la oferta. Con esa afirmación, el BCE borra de un plumazo toda posibilidad de tapering de su programa de compra de activos para esta primavera, añadiendo también que no sólo la actual política monetaria es la correcta, sino que si hay que echarle un plus de gasolina, todavía puede hacer que los tanques rebosen.

Con la inyección de un dinero que no llega al mundo real, el BCE es soberano para decidir, pero con respecto al brexit sus posibilidades se limitan a prácticamente cero por más que los bancos centrales hayan traspasado sus márgenes de actuación. Con todo, si se cumplen los malos augurios del secretario general de la OCDE, quien alertó de que los efectos del divorcio no han hecho más que empezar, aún saldrán voces exigiéndole al BCE que asuma responsabilidades para las que no está preparado. En contraposición al mensaje del miedo de Gurría (OCDE), el tono de Theresa May en el foro de Davos fue más conciliador que el del martes, quizás para contrarrestar, quizás como parte de la táctica negociadora.

Volviendo al discurso que hoy pronuncia Trump, las apuestas de que nombre a China pueden ser tan altas que no merezca la pena apostar en contra. Y para bien no sería. De puertas para fuera los «conflictos» pueden ir en aumento, pero de puertas hacia adentro, la evolución de la actividad sigue dentro de la tendencia a la estabilización. El PIB del último trimestre crecía un 6,8% en una economía en la que el consumo cada día aporta más y la industria menos, como bien demuestra el que las ventas minoristas suban a ritmo de doble dígito y la producción del sector secundario vaya en claro signo descendente.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com