BLOG
05/11/2020 AUTOR: Salomé Bouzas Morning meeting

Hoy, pendientes de Jerome Powell

Parece que Joe Biden toma la delantera en el recuento de las elecciones presidenciales gracias a la participación por correo.

Ayer el Partido Demócrata se adjudicaba los estados de Wisconsin y Michigan, dos de los denominados “bisagra”, de forma que el candidato estaría a solo seis votos electorales de alzarse victorioso, lo que conseguiría con solo anotarse Nevada (y dejando escapar estados importantes como Georgia o Pensilvania). Pero no todo va a ser tan fácil, porque Donald Trump y su equipo ya han anunciado que recurrirán tanto el recuento de votos como la validez de los emitidos por correo en varias jurisdicciones. Aunque para algunos este movimiento del actual presidente en funciones puede parecer una sorpresa, es exactamente lo que Bernie Sanders dijo hace meses que sucedería en una entrevista en el late night de Jimmy Fallon (vídeo disponible por todo internet). Lo que está claro es que, aunque el candidato demócrata pueda estar cerca de la victoria, tenemos semanas por delante hasta poder declararlo oficialmente.

No obstante, los mercados ya han comenzado a descontar las consecuencias de que Estados Unidos tenga un nuevo presidente demócrata, pero sin control de ambas cámaras, pues parece que el Senado seguirá siendo mayoritariamente republicano. En una situación así, las subidas de impuestos y el incremento de la deuda pública que querría llevar a cabo Biden se antojan complicados, mientras que las tensiones diplomáticas que el país mantenía con muchas regiones pueden verse minoradas. Así, los activos de riesgo respondían al alza, con el S&P 500 viviendo su mejor jornada poselectoral desde 1932. Pero también las rentabilidades de la deuda estadounidense caían con ímpetu gracias a esa menor probabilidad de endeudamiento y el levantamiento de las posiciones cortas sobre el treasury, que en estos últimos días era una posición de consenso entre muchos inversores.

En plena vorágine electoral, hoy se produce la comparecencia de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, de la que no se espera que anuncie movimientos… por ahora. El hecho de que la probabilidad de un estímulo fiscal sea muy baja, dada la situación, puede inducir al organismo monetario a tomar alguna nueva decisión para soportar la recuperación del crecimiento económico. Algo que hizo ayer el Banco de Inglaterra, al anunciar un incremento de su programa de compras para tratar de paliar las consecuencias del nuevo confinamiento decretado en el país.

Los comicios norteamericanos han tapado durante unos pocos días el hecho de que seguimos inmersos en una pandemia mundial que no parece tener resolución cercana, pero que sigue teniendo sus consecuencias en la economía. Ayer los datos de creación de empleo defraudaban en Estados Unidos, al reportar poco más de la mitad de nuevos empleos de los esperados. Además, el dato de actividad no manufacturera se contraía ligeramente, mientras Europa conseguía salvar in extremis su lectura de PMI compuesto, aunque con gran disparidad entre las distintas economías.

Buen jueves.

Mª Salomé Bouzas Romero
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com