BLOG
27/05/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Gracias señor Bullard

Gracias señor Bullard

Buenos días.

La ampliación del Popular fue, y con todo el sentido, capaz de arrastrar a la banca española y dejarse notar también en la europea, que no termina de carburar con estabilidad a pesar de esos repuntes engañosos de los índices.

Pero si algo llama la atención a cualquier inversor internacional, eso es la reducción de los volúmenes de contratación sin más razón aparente que la cautela. Cautela en la que mucho tiene que ver la política monetaria de EEUU, de la cual por cierto, hoy habla Yellen, posiblemente la cita más relevante del día. Para ir calentando, el presidente de la Fed de San Luis afirmó que esta vez sí que los mercados han sabido leer acertadamente las actas de la última reunión. Gracias señor Bullard. Sólo ahora sabemos que una subida de tipos es probable antes de verano.

Para darle sentido a esa subida, el banco central siempre se escuda en la necesidad de que los indicadores económicos sean lo suficientemente sólidos como para aguantarla. Y con la llegada de la primavera los estadounidenses parecen haberse lanzado en tromba a por lo que quede en pie del sector inmobiliario, pues la mejor cifra de venta de vivienda en diez años no es sino otro dato más del buen estado actual de la construcción. Porque los pedidos de bienes duraderos también aumentaron con fuerza, si bien en este caso el mayor impulso fueron las partidas más volátiles.

A pesar de un referéndum de desconexión, de un canal de separación o de falta de comprensión, el crecimiento económico en Europa no entiende de diferencias geográficas. Ya sea el centro o el norte continental, la cuenca mediterránea o las islas del Atlántico, absolutamente todos crecemos (poco) gracias al empuje de la demanda doméstica mientras el sector exterior resta, o en el mejor de los casos se mantiene al margen. Así al menos es como se ha presentado el PIB del Reino Unido y de España del trimestre pasado.

Cerramos la semana con otra mala noticia proveniente de Japón y el fracaso de las tres flechas de Shinzo Abe. A vueltas como están con si es el mejor momento o no para volver a subir el IVA, la última lectura del IPC es decepcionante sin paliativos, además de demostrar que los esfuerzos del Banco de Japón por darle vida a la inflación hasta la fecha han sido en vano.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com