BLOG
11/11/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Cualquier giro radical es posible

Cualquier giro radical es posible

Buenos días.

Los mercados financieros han reaccionado excepcionalmente bien a la victoria de Donald Trump, aunque visto lo visto en los últimos años, cualquier giro radical es posible sin que nadie tenga tiempo de darse cuenta.

Han sido demasiadas las piedras en el camino como para dejarse asustar, pensarán muchos, así que un simple referéndum de reforma de la Administración Pública italiana no debiera representar una amenaza, a no ser que el populismo siga comiendo más y más terreno.

Para disfrutar de este entorno de indiferencia ha sido vital la estabilización de los indicadores económicos en todos los grandes bloques, por lo que un deterioro de los mismos, o peor, que la Reserva Federal finalmente no subiera tipos, serían indudables factores de desestabilización de los activos financieros.

A futuro sólo se puede predecir, pero para el presente podemos ir afirmando que los mercados de renta fija están sufriendo el revés más duro en demasiado tiempo. ¿Será el principio del fin de unas valoraciones extremas? ¿O nada más que un ligero repunte para que los inversores puedan volver a aprovecharse de las oportunidades? En lo que llega la respuesta, hay ciertos factores (que no todos) que conviene tener en cuenta para comprender que está pasando con la deuda soberana internacional:

– Son ya varias las semanas en las que estamos observando la recuperación de las tasas de inflación, si bien es cierto que en la mayoría de los casos estos movimientos se fundamentan en el efecto matemático de subida del precio del petróleo. Pero es que al fin y al cabo, un mercado dopado es igual que la reputación, mucho más fácil de destruir que de construir.

– En diciembre casi seguro tendremos subida de tipos de interés en EEUU. Otra vez: EEUU. Incontestablemente, la primera potencia económica. Es indudable que el efecto arrastre es una consecuencia perfectamente posible sobre el resto de curvas, porque si me dan más rentabilidad en el bono más seguro del mundo, igual me da por comprar el Treasury a costa de vender otro con su consiguiente efecto negativo.

– Las futuras políticas fiscales de EEUU están orientadas bajo el prisma expansivo, es decir, gasto, gasto y gasto. Pero visto el cambio de tono en el discurso del próximo comandante en jefe, lo más lógico es tener dudas. Y eso de que Donald Trump va a conseguir por si sólo lo que todos los bancos centrales del mundo llevan luchando juntos durante años, pues la verdad, seamos prudentes.

– Italia, brexit, Le Pen, alternativa por Alemania… Otra cosa no, pero a los europeos a riesgo político, por lo menos en número, no nos gana nadie.

Para cerrar la semana decir que las críticas al consumismo no sólo son lícitas, sino que «celebraciones/inventos» como el del Día del Soltero en China dan mucho que pensar sobre esta espiral. Y eso sin pensar que el original, el Black Friday, está ya a la vuelta de la esquina.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com