BLOG
05/03/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Fuerte aumento de la rentabilidad exigida a la deuda pública

Fuerte aumento de la rentabilidad exigida a la deuda pública

La afirmación de Powell de que la Reserva Federal no subirá los tipos en el corto plazo no sirvió para evitar una nueva corrección de los mercados de valores estadounidenses y de los de renta fija. El presidente de la Fed considera que la recuperación está lejos todavía de completarse y espera que las tensiones sobre la estabilidad de precios tengan un carácter temporal.

En los últimos días estamos viendo un fuerte aumento de la rentabilidad exigida a la deuda pública, así como un incremento en la pendiente de las curvas de tipos. Y una vez más, esta fase de mercado ha apoyado a los sectores de valor cíclico por encima de los sectores defensivos y bond proxy. El sector energético, el financiero y el industrial se han erigido como los principales ganadores en las últimas semanas, mientras que las empresas de servicios públicos, atención sanitaria y bienes de consumo básico sufren el castigo de los inversores. Tampoco la tecnología está saliendo muy bien parada.

De hecho, ayer el sector energético se salvaba de la quema generalizada de los inversores norteamericanos gracias a que la OPEP no incrementará su producción diaria de barriles de crudo en abril y Arabia Saudí mantendrá su recorte voluntario de un millón de barriles diarios. Esto provocó el rebote de los precios del crudo que cotiza en cifras no vistas desde enero de 2020, cuando todo eran días de vino y rosas.

¿Pero realmente estamos tan bien como para que el mercado anticipe un cambio de fase en el ciclo económico?

Ayer mismo comentábamos en este mismo blog que vivimos en un mundo que se recupera a dos velocidades. Uno en el que Estados Unidos muestra claros signos de mejoría, a pesar de las tormentas de nieve del mes pasado, mientras que en Europa el fuerte crecimiento económico del sector manufacturero no logra contrarrestar la contracción del sector servicios y que nuevamente experimentó otra caída marginal de la actividad total en febrero. Italia y Alemania fueron los únicos países que registraron un crecimiento modesto de la actividad total el mes pasado, gracias a que el empuje de la industria compensó con creces la persistente debilidad del sector servicios. El resto de los países dieron signos de que la recesión persiste. Por poner una nota positiva, se observó un crecimiento del empleo en el Viejo Continente, a excepción de España. No obstante, la mejoría del mercado laboral se vio limitada por la continua capacidad disponible, hecho subrayado por una caída de los niveles de pedidos pendientes.

Por otro lado, las últimas encuestas de confianza de los empresarios han dado unos resultados muy positivos, algo que suele coincidir con periodos de fuerte crecimiento de los beneficios. Además, el aumento de los beneficios puede ser incluso mayor al de otros ciclos de recuperación por el creciente apalancamiento en los balances corporativos y el hecho de que se mida contra la fuerte caída durante la recesión que empezó hace justo un año. ¡Alerta! Históricamente estos momentos de optimismo empresarial no han coincidido con fuertes subidas de las bolsas, sino más bien de crecimiento moderado, debido al incremento de la inversión empresarial y de aumento de la capacidad de producción.

Hoy tendremos los ansiados datos de empleo norteamericanos del mes de febrero. ¿Serán capaces de frenar la subida de rentabilidades del 10 años americano o por el contrario la acelerarán?

Buen fin de semana.

Jorge González
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com