BLOG
10/06/2022 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Finaliza la reunión del BCE

La tan esperada reunión del BCE se saldó con anuncios. Algunos seguro que querrían más concreción, pero la verdad es que hacía tiempo que los miembros del organismo monetario comunitario no se mojaban tanto. Revisión de crecimiento, de inflación, anuncios sobre los programas de compras y dieron visibilidad sobre la evolución de los tipos. ¿De verdad alguien esperaba más? Para los que se quedaron con ganas, hoy Lagarde vuelve a hablar y tocará estar pendientes de lo que pueda decir, no vaya ser que maquille las noticias de ayer.

 

Empezando por las proyecciones macroeconómicas, el BCE ha actualizado este jueves sus previsiones trimestrales. Ahora se espera que la inflación media de la eurozona en 2022 sea del 6,8%, lo que supone un incremento de 1,7 puntos porcentuales respecto a la proyección base de marzo, con la posibilidad de que llegue al 7,1%. Menos al que iba a ser transitoria… Al menos, en 2023 el incremento de precios se moderará al 3,5%, frente al 2,1% estimado hace tres meses en el escenario central. Pero ya lo veremos. Por su parte, las estimaciones de crecimiento se redujeron en un 0,9% hasta 2,8%; en 0,7% hasta el 2,1%. Además, la autoridad monetaria no engordará más su balance desde el 1 de julio. Que eso no significa que vaya a disminuir, puesto que reinvertirá los vencimientos de los activos en cartera. Estas reinversiones se producirán durante un “periodo de tiempo extendido” después de que empiecen a subir los tipos de interés. Así que tampoco no debemos preocuparnos, porque las condiciones de liquidez van a seguir siendo “amplias”.

 

Y por fin la esperada subida de tipos. Once años después vamos a subir el precio del dinero por parte del BCE. Y además, vamos a terminar el año en terreno positivo. En la reunión de julio el BCE tiene previsto subir sus tipos de interés en +25p.b., cuando la mitad del mercado demandaba una subida del 0,5%; en la reunión de septiembre, también tiene previsto subir los tipos, pero en función de cómo sean las previsiones de inflación la subida puede ser superior. Lo cual sonó a que va a ser el 0,5% o incluso más, movimiento que no se atreve a hacer antes del verano; En las siguientes reuniones, tiene previsto continuar con una subida gradual y sostenida de los tipos de interés, por lo que podríamos ver movimientos también en las reuniones de octubre y diciembre.

 

La verdad es que el problema de la inflación empieza a ser importante, y sino, que nos lo digan a los españoles. Hoy hemos conocido que los precios de los alimentos se están incrementando al mayor ritmo desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Por su parte, los precios en hoteles, cafés y restaurantes aumentan al mayor ritmo desde agosto de 2001 y mejor no hablemos de los precios que nos encontramos en las gasolineras.

 

La reacción de los mercados no se hizo esperar y predominaron las ventas. La rentabilidad del bono del gobierno alemán a 2 años ha subido del +0,68% al +0,82% y la del bono del Reino de España a 10 años se movía del +1,34% al +1,44%. La prima de riesgo española se ha ampliado de 109 a 114. La prima de riesgo italiana se ha ampliado en 8p.b. a 206, después de que su deuda aumentase en 23p.b. su rentabilidad. Además, los futuros ya anticipan que los tipos terminarán rondando el 0,9% al final frente al -0,5% actual. El Consejo de Gobierno del BCE aumentó las proyecciones de subida de tipos en un 1% frente a sus proyecciones de marzo, que se mantienen por debajo de las expectativas del mercado.

 

Además, los rendimientos aumentaron en todo el mundo, los diferenciales de crédito se ampliaron, las acciones cayeron y el USD se fortaleció. Las condiciones financieras se endurecieron en los Estados Unidos gracias a la acción en Europa. El aumento de la inflación y el aumento de las tasas hacen que sea cada vez más difícil para los activos financieros superar a los activos reales. Esto contrasta con la experiencia de los últimos 13 años, cuando la represión financiera resultó en un rendimiento superior material de las acciones y los bonos sobre el crecimiento de la economía real. Las probabilidades de estanflación han aumentado. Por su parte, el gobernador del Banco de Canadá ya está empezando a dejar caer que va a poner los tipos en el 3%, el doble de los niveles actuales. Después de un aumento sorpresa de 0,5% por parte de RBA a principios de esta semana, probablemente tenga sentido proyectar más aumentos de 0,5% en los EE.UU. Hoy por si acaso estén atentos a los datos de inflación no vaya a ser que sean superiores al 8,3% que se espera.

 

En los mercados de renta variable también se imponían los que querían deshacer posiciones. Las ADRs chinas por fin se tomaron un respiro después del atracón que llevaban últimamente; las SPACs se desplomaban sin piedad; y el value lo hacía mejor que el growth. El aumento de las rentabilidades de los bonos resta atractivo a las acciones y provocan una compresión de múltiplos, aunque poco a poco el S&P 500 está empezando a poner en precio que los beneficios empresariales van a disminuir en los próximos trimestres. El mercado todavía espera que el BPA del principal índice del mundo se sitúe en 228 dólares al final de 2022 y casi 250 en 2023.

 

En los mercados de divisas, el dólar se apreció contra la mayoría de las divisas. En el caso del euro vuelve a estar a casi 1,06. Mientras el precio del crudo retrocedía ligeramente, pero se mantenía por encima de los 120 billetes verdes el barril. Por su parte, el oro se mantiene estable en 1850 la onza.

 

El sentimiento cada vez es más negativo. Y si no tuviéramos suficiente con las medidas de los bancos centrales, encima China ha encerrado a 2,7 millones de residentes durante dos días. La última vez de 15 días pasaron a dos meses, así que no se tomen muy en serio el número de días.

 

En este escenario en el que persisten incertidumbres que provocan episodios de volatilidad es importante recordar que las mejores herramientas a nuestra disposición son la diversificación, el adecuado perfil de riesgo y mantener el horizonte temporal de las inversiones.

 

Buen fin de semana y cuidado con el calor.

 

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com