BLOG
16/12/2021 AUTOR: Víctor Álvarez Morning meeting

La Fed cumplió más o menos con lo que se esperaba, aunque con matices

La sesión de ayer estuvo marcada, como era de esperar, por la reunión de la Fed. Una de esas citas señaladas en rojo en el calendario de los inversores. El mercado llevaba ya unas cuantas semanas descontando una aceleración en la reducción de estímulos y un cambio importante en el tono de Jerome Powel, aunque yo diría que su actitud no es la misma desde que fue ratificado en su puesto. Pues bien, la Fed cumplió más o menos con lo que se esperaba, aunque con matices:

– Omiten, por fin, la palabra transitoria a la hora de referirse a la inflación. Eso sí, estiman que estará en el 2,6% el año que viene. Por pedir a los Reyes Magos que no quede, pero parece cuando menos optimista.

– Aumentan el ritmo en la reducción de compras mensuales a 30.000 millones de dólares, con lo que el tapering finalizaría en marzo.

– En el famoso diagrama de puntos, habría consenso en el seno de la Fed con tres subidas de tipos para 2022. Nada que no descontase ya el mercado.

– Reiteran la fortaleza del mercado laboral, para el que prevé una tasa de desempleo del 3,5% para el próximo ejercicio, y elevan el crecimiento esperado del PIB al 4% (antes 3,8%).

Ahora bien, Powell reiteró que si la economía norteamericana se ralentizaba frenarían las subidas de tipos. Si tenemos en cuenta el deterioro que supone la inflación en empresas y particulares, así como el posible impacto de ómicron en EE.UU., podría retrasarse la primera subida de tipos algo más de lo esperado. Esto fue como agua de mayo para los índices de la región y en especial para los valores tecnológicos, cuyas cotizaciones llevaban varias semanas sufriendo.

Conviene recordar, por último, que este viernes es el vencimiento trimestral de futuros y opciones, lo que se suele llamar «cuádruple hora bruja». Es cierto que con el paso de los años la automatización de procesos ha logrado mitigar la volatilidad en este tipo de días, pero en años tan prolíficos como este, las bolsas suelen tener comportamientos un tanto extraños durante la semana del vencimiento. Inversores que tienen que comprar o vender acciones para poder cubrir garantías, buscadores de gangas en forma de opciones o gestores que todavía no saben si cubrir o no la cartera. Este «ruido» no es un buen compañero de viaje y puede llevarnos a tomar decisiones precipitadas.

Feliz jueves.

Víctor Álvarez Sanz
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com