BLOG
31/10/2018 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Europa y su complejo autodestructivo

Europa y su complejo autodestructivo

Entre la pérdida de Merkel y una batería de indicadores económicos que invitan a todo menos a celebrarlos, no extraña que Europa vuelva a quedarse fuera de las opciones de inversión de todos los inversores, locales o no. Eso encima mientras que los EE.UU. marcan un camino completamente diferente, además de alejado del complejo autodestructivo que sufrimos los que aquí vivimos.

Dejando a un lado que las nuevas corrientes políticas han engullido a otro líder de los tradicionales, los datos macro publicados ayer en el bloque comunitario fueron malos, quizás con algún pero, aunque malos. El crecimiento de dos décimas del PIB no solo es que cayera a mínimos de cuatro años, sino que se quedó a la mitad de lo esperado. Culpables son todos los países por haber restado, pero muy especialmente Italia, que del riesgo político ha pasado ya a sufrir la actividad real de la calle. Eso y también, como apuntan desde Link Securities, un factor coyuntural como es el retraso en la producción de automóviles en Alemania por cuestiones medioambientales.

Pero no se quedó ahí, pues junto con los bajos niveles de crecimiento, la encuesta de sentimiento económico de la zona euro mantiene su tendencia a la baja, lastrada por todo el cúmulo de problemas de índole económica y política que amenazan al bloque. Se salva de ayer que el repunte de la inflación en España o Alemania no supone un elemento de presión para el BCE por lo mismo de siempre, que es el hecho de que se trata de un problema de oferta más que de demanda.

Todo esto más la fortaleza que viene mostrando la economía de EE.UU. (ayer la confianza del consumidor Conference Board se fue a máximos desde 2000) hacen comprensible y muy lógico que el euro haya vuelto a caer al 1,13. Y si además le sumamos el hipotético acuerdo que dice Trump que puede alcanzar con China, no va a haber quien se les acerque. Claro que, sabiendo que esto de la guerra comercial es un juego de ida y vuelta, mejor ser cautos a la espera de acontecimientos.

La desaceleración o empeoramiento o como queramos llamarle no es cosa de Europa, sino que desgraciadamente está afectando poco a poco al resto de grandes países/bloques. Como por ejemplo Japón, cuyo banco central no ha movido ficha en asuntos monetarios porque ni el crecimiento ni las expectativas de inflación terminan de ser lo que se esperaba (o quería esperar) de ellas.

El sentimiento es lo único que está dominando el comportamiento de los mercados en estos momentos, relegando a la nada los resultados de las compañías. A modo de breve resumen para terminar tan solo quería comentar que los dos grandes bancos españoles han sobrevivido con bastante solvencia a los problemas que han registrado los países emergentes, una de las grandes patas de su negocio. Mientras que Facebook, a pesar de seguir consiguiendo unos beneficios que marean cuando hablamos en dinero contante y sonante, está sufriendo las consecuencias del escándalo de datos, así como un menor crecimiento de usuarios y unos márgenes que tampoco son lo que un buen día fueron.

Feliz Día de Todos los Santos.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com