BLOG
25/03/2022 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Europa lleva expuesta a los vaivenes del crudo toda la vida

Los bonos continúan con su escalada, mientras las bolsas recibían de manera mixta los datos de PMI del mes de marzo. Datos mejores de lo esperado en EE.UU. y con desplome en el caso europeo.

 

De hecho, los datos de la encuesta PMI europeos subrayan el impacto inmediato y significativo de la guerra entre Rusia y Ucrania en la economía de la zona euro y resaltan el riesgo de que la economía comience a deteriorarse en el segundo trimestre. El crecimiento de la actividad se está ralentizando en el inicio de marzo, mientras los precios pagados y cobrados por los productos y servicios aumentaron a ritmos sin precedentes, ya que los retrasos en las cadenas de suministro fueron los más intensos desde noviembre de 2021. Además, las exportaciones han caído y la confianza empresarial se ha desplomado hasta mínimos de 18 meses. La producción manufacturera descendía hasta mínimos de octubre, mientras las expectativas del sector servicios se sitúan en los mínimos de mayo de 2020. A nivel regional, se salvaba Francia, gracias al impulso de su sector servicios.

 

En cambio, al otro lado del Atlántico, el sentimiento empresarial ha ganado aún más con respecto al mes anterior, contrariamente a las expectativas. Además, se observaban mejoras en todas las referencias: pedidos, producción, empleo e inventarios. Por si eso ya fuera poco, los precios han aumentado a un ritmo más lento que en el último mes, dando un poco de respiro. Por su parte, los pedidos de bienes duraderos de febrero se han contraído ligeramente en la mayoría de los sectores, excepto el de material eléctrico. Y la caída del 2,2% se debía al desplome de los pedidos de aeronaves civiles. Las entregas se mantuvieron estables durante el mes y los inventarios aumentaron un 0,4%. Pero el dato más significativo de la jornada eran las peticiones semanales de desempleo que se sitúa en la cifra más baja desde 1969. Y eso sin ajustar por la población, que ha crecido más de un 50% en esos años, ni por la participación laboral.

 

Pero actualicemos un poco los mercados. El bono americano a diez años se acerca poco a poco a la cifra del 2,5%. Hoy nos hemos levantado con la referencia en el 2,35%, lejos del 1,5% con el que comenzó el año. Por su parte, el bono a dos años ofrece ya una rentabilidad del 2,15%, cuando empezó el ejercicio por debajo del 0,75%. Un fuerte repunte que ya se empieza a notar en los costes de financiación de las empresas americanas, pero que no debería importar mucho a tenor de la salud económica del país. Otra cosa es en Europa, donde el bono alemán se encuentra ya por encima del 0,5% y la economía se está desacelerando a marchas forzadas. El petróleo por encima de 115 dólares el barril nos puede dar la puntilla, pero seamos realistas: Europa lleva expuesta a estos vaivenes del crudo toda la vida y países como Suiza, claramente dependiente del exterior y que tiene los mayores costes laborales del continente, no presenta los mismos problemas de crecimiento que países como España e Italia, así que la excusa del coste de la energía tiene un recorrido limitado. Sea como fuere, algún miembro del BCE ya deja la puerta abierta a mantener el programa de compra de bonos si el continente entra en recesión.

 

En cuanto a los mercados de renta variable, las bolsas americanas recuperaban lo perdido la jornada anterior, mientras las europeas cerraban con ligeros retrocesos. El 90% de las compañías del S&P se sumaban al alza, algo que hacía mucho tiempo que no veíamos. La jornada de hoy ha empezado mal en Asia. Estados Unidos aún no termina de decidir si mantiene las compañías tecnológicas chinas en los índices americanos. Por su parte, el oro se sitúa cerca de los 1950 dólares la onza y el dólar en 1,102 frente al euro.

 

Hoy tendremos bastantes referencias macro, siendo el IFO alemán y la confianza del consumidor de Michigan las principales.

 

Buen fin de semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com