BLOG
27/03/2020 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Ni la reunión del Eurogrupo ni la del G20 sirvieron de mucho

Ya se nos había olvidado lo que era ver los índices en verde durante tres jornadas consecutivas, pero no por ello debemos dejar de preocuparnos. La volatilidad sigue dejándose notar y las noticias macro negativas solo acaban de empezar.

Ayer conocíamos los pedidos de subsidio por desempleo semanales más elevados de la historia de EE.UU. No debería sorprendernos, teniendo en cuenta que allí no se andan con rodeos con el tema del empleo. Si ven las cosas difíciles no les tiembla el pulso a la hora de despedir, pero tan pronto ven las cosas mejor, se lanzan a contratar gente, y ese dinamismo laboral es absolutamente envidiable. Ya veremos cuánto tiempo tardamos los europeos en recuperar el empleo que se destruya por culpa de esta crisis. Además, ayer también se confirmaba que el PIB de la principal potencia del mundo crecía a un ritmo del 2,1%, que, sin ser el mejor de los últimos años, es superior al europeo. Hoy tendremos datos de confianza que nos permitirán cuantificar mejor la magnitud de la caída.

Por su parte, los bancos centrales continúan dispuestos a ayudar durante estos duros momentos. El objetivo actual de la Fed pasa por controlar la actividad empresarial e intentar que la economía salga de la recesión durante el segundo semestre del año. El Banco de Inglaterra no modificó sus políticas, ya que bastante han bajado los tipos y suficientes activos están comprando, pero dejó la puerta abierta a una nueva ronda de medidas en el futuro. Donde aún hay espacio para rebajar tipos es en los mercados emergentes. De hecho, el Banco de la India los bajaba en 0,75% y aprovechó para inyectar liquidez en su maltrecho sistema financiero.

En cambio, a nivel político tenemos pocas novedades. Ni la reunión del Eurogrupo ni la del G20 sirvieron de mucho. Los europeos tardaron seis horas en darse cuenta de que no se iban a poner de acuerdo y se citaron para dentro de dos semanas. Los coronabonos y la utilización del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) tendrán que esperar y volvemos a tener a la Unión Europea dividida en dos: el norte y el sur. No es que esté especialmente a favor de las medidas planteadas por el Gobierno español o el italiano, pero creo que todos los europeos necesitamos un poco de visión de conjunto y unión de nuestros líderes en estos momentos de tribulación. Por suerte, los inversores extranjeros ya están acostumbrados a vernos pelear y confían más en el BCE que en nuestros políticos.

Buen fin de semana.

Jorge González
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com