BLOG
22/12/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El estado de la banca europea

El estado de la banca europea

Da la impresión de que una amplia mayoría ya da, o quiere dar por terminado un año no ya sólo cercano al imposible de gestionar, sino también difícil de creer doce meses atrás.

Cosas como un brexit, Donald Trump, el adios de Renzi (por cumplir su palabra) o estar al borde de unas terceras elecciones en España son algunos de los puntos más conocidos y por los que pocos hubieran apostado.

Pero hay otras que no cambian y para las que aún queda recorrido. Una de ellas es el estado de la banca europea, a dos, tres y más velocidades. Las dificultades que está encontrando Monte dei Paschi para captar fondos por la vía privada, más la aprobación ayer de los 20.000 millones de ayuda del Estado para todo el sector, parecen querer iluminar el camino de una nacionalización anunciada. Y encima, el sector bancario español, de los pocos en los que se ha tenido el valor de encarar el problema, se enfrenta ahora a la devolución de 4.000 millones por las cláusulas suelo, consideradas abusivas aquí y en Europa.

Por otro lado, el comportamiento de la renta fija se ha atemperado después del fuerte repunte de las rentabilidades producidas con el advenimiento de Trump. Y es que ni la inflación se va a disparar de un día para otro, ni tampoco los bancos centrales han entrado en trance por más que EEUU esté en una fase muy diferente a la de los equivalentes europeos. Ni el BCE, ni el SNB suizo, ni el británico BoE ni tampoco ayer el Riksbank sueco tienen intención de endurecer sus políticas monetarias hasta tener seguridad absoluta, aunque algunos pequeños pasos se pueden ir dando.

Los indicadores económicos que fuimos conociendo a lo largo de la sesión son una muestra verdaderamente representativa de que, aunque sea pronto, se puede afirmar que el entorno ha mejorado y que los movimientos de los bancos centrales, menos acomodaticios que meses atrás, encuentran su apoyo. En EEUU, la venta de vivienda de segunda mano no registraba un crecimiento descomunal, pero sí que alcanzaba la cota más alta desde principios de 2007. Mientras que en la zona euro, a pesar de que los consumidores siguen teniendo una visión cautelosa del futuro, por lo menos nos podemos quedar con que ésta mejora poco a poco.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com