BLOG
30/06/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

A la espera del «qué dirán» los banqueros centrales

Dicen que los bonos, en días como el de ayer, marcan el camino de los mercados. Pero más bien parece que es el «qué dirán» lo que de verdad lo hace.

El qué dirán los banqueros centrales, para ser exactos, porque el miedo a que se agoten los estímulos es bastante más poderoso que cualquier otra variable. Estas son las consecuencias de hinchar durante años no el balance de tal o cual banco central, sino la sensación de que papá, mamá, los tíos, los abuelos y el primo cuarto estarán siempre ahí.

El calendario de indicadores económicos de ayer fue lo suficientemente suculento para sembrar de dudas a los inversores. Por culpa de EEUU los mercados no sabían cómo actuar, ya que las dos referencias, la tercera y definitiva lectura del PIB del primer trimestre, así como el PCE (un IPC diferente) del mismo periodo, apuntan en destinos distintos. Y es que el dato de inflación sigue la misma línea de los mensuales en su descenso a los infiernos, lo que se traduce en menores presiones sobre la Reserva federal. Sin embargo, la fortaleza del PIB, dos décimas superior respecto a las expectativas y las cifras anteriores, se apoya en la mejora del consumo y el comercio exterior, todo ello a cambio de una reducción de los inventarios. Es decir, argumento a favor de endurecer la política monetaria.

El otro punto caliente de la sesión fue el IPC alemán de junio, cuyo crecimiento, además de inesperado, servía como agitador por eso del enorme poder que el Bundesbank tiene sobre el BCE. O al menos por el ruido que sus miembros no paran de generar, siempre contra las políticas actuales y a favor de subir tipos ya a pesar de que la inflación subyacente en el bloque siga siendo bastante reducida. A favor de los halcones germanos están los indicadores económicos, que muestran a la zona euro como la mejor región en términos económicos. Ayer mismo, tanto la confianza de los consumidores Gfk de Alemania como la económica europea se superaban a sí mismas, marcando además nuevos máximos multianuales en ambos casos.

Para cerrar la semana, el Gobierno chino ha publicado unos PMI que, sorpresa, han mejorado. Precisamente porque las manos del Partido están lejos, los mercados prefieren fijarse en los PMI Caixin, que se publican la próxima semana y tienden a reflejar una realidad más fiel.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com