En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

El rally del euro preocupa al BCE

El rally del euro preocupa al BCE

El rally del euro preocupa al BCE

Comparte este post:
Le preocupa puesto que puede entorpecer una recuperación estable y creciente. La consecuencia fue la baja de la divisa comunitaria

España, Europa, Occidente. Todos de luto otra vez más. Difícil saber cómo empezar a escribir hoy cuando de tanto se sabe todo y más, pero cuando aún adolece la sociedad moderna de la determinación necesaria para afrontar los verdaderos problemas de frente.

Algún día quizás aprendamos, pero mientras, nuestra obligación es ponernos a los mercados, que vistas las reacciones pasadas, pasarán de puntillas por encima de los atentados. Duro y real.

La sesión de ayer tuvo un eje principal sobre el qué girar llamado Banco Central Europeo. La publicación de las actas de la última reunión produjo un giro en la visión de los pocos actores presentes en el mercado estos días. Sobre el QE o similares se siguen guardando la receta, si bien el rally del euro sí parece suponer un motivo de preocupación para el BCE por eso de que pueda entorpecer una recuperación estable y creciente. La consecuencia lógica e inmediata fue el volantazo a la baja que sufrió la divisa comunitaria después de saber qué piensa este organismo. Sin embargo, es difícil creer que se pueda hacer mucho en estos momentos en los que todo apunta a que el BCE tiene que empezar con la retirada de estímulos, es decir, a reducir los euros que circulan por el sistema. Valga que quizás la moneda haya subido demasiado, pero de ahí a pensar que vamos a entrar en otra tendencia…

Para quién albergue dudas, los IPC de la zona euro, sea el general o sea el subyacente, se mantienen al alza aunque todavía en niveles bastante contenidos. Esto no supone una señal de alarma, pero quién sabe si puede ser el inicio de algo.

Donde sí representa un problema esto de la inflación es en el Reino Unido. La progresiva pérdida de poder adquisitivo de los británicos se vuelve a reflejar en las ventas minoristas de julio, las cuáles, aunque siguen creciendo por encima del 1%, está inmersas en un camino que se dirige hacia abajo.

Además del BCE y la preocupación que despierta un euro desbocado, los inversores miran con recelo la capacidad de Trump para generar y/o meterse en problemas en los que no debería. No es por ser más o menos partidarios de la actual Administración Trump, sino por que las posibilidades de que se implemente la agenda de reformas va menguando poco a poco. Por el contrario, la evolución de los indicadores económicos está entre mixta y positiva con días como el de ayer, en el que el manufacturero de Filaldelfia cae menos de lo esperado, la producción industrial sube por debajo de lo que preveía y el índice de indicadores líderes, también en positivo, retrocede respecto al mes precedente. No hubo cohetes, pero sí se mantuvo el tipo.

​Buen fin de semana​.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario