BLOG
05/02/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El petróleo viene y va

Buenos días.

 

El petróleo viene y va, y un día sí, pero al siguiente no tiene efecto alguno sobre los mercados, ni el sentimiento, ni los inversores ni nada que se le parezca. Llevamos meses hablando del exceso de oferta y supuesta demanda menguante (en un mundo en crecimiento es difícil de entender) con guerra fría entre los productores. Así que como éramos pocos, por qué no sumar a la ecuación al dólar y su clásica relación inversa con las materias primas. Que sube la moneda estadounidense, que bajan los precios de éstas, y viceversa. Otro elemento que no cesa es el de los rumores interesados de aquellos que más están sufriendo con un barril a precio de derribo, que cada semana se van turnando la iniciativa de una reunión para reducir la extracción de petróleo. El problema es que Arabia Saudí no parece muy dispuesta a dejar un solo productor de EEUU en pie y mucho menos a beneficiar a Irán, así que mucho control con la euforia.

 

Tras un inicio de un año poco constructivo, los bancos centrales están poco a poco reclamando su parcela de poder y protagonismo. Del más importante, la Fed de EEUU, no paran de salir declaraciones de sus miembros alertando del empeoramiento del escenario, lo que se puede interpretar como que subidas de tipos, las justas. Del siguiente, el BCE, a Mario Draghi nada más que le está faltando prometer que en marzo va a hacer algo, no vaya a ser que la falta de inflación se vaya de madre. Y en el Banco de Inglaterra ya no hay posiciones díscolas para mantener la política monetaria quieta donde está. En lo que le corresponde y con carácter de gran autoridad mundial, el FMI le ha pedido paciencia a la Reserva Federal por su posición determinante, muy especialmente con los países emergentes, para los que vaticina un periodo de complicaciones.

 

Para el cierre semanal no salimos de España, porque las intrigas palaciegas empiezan a tener incidencia en el seno de la UE. La Comisión Europea, tan complaciente en los últimos meses e incluso con las perspectivas de crecimiento publicadas ayer mismo, ya ha lanzado una advertencia: incumplir el déficit no es una opción, por lo que meter la tijera es una obligación, gobierne quien gobierne y le pese lo que le pese.

 

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com