BLOG
28/01/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

¿El mundo está abocado al abismo?

Buenos días.

 

Nada hay hoy por hoy capaz de alterar la tónica por la cual, si el petróleo sube, las bolsas también y viceversa, y también de nuevo poco ha importado que los inventarios estadounidenses de esta materia prima hayan aumentado, porque una posible reducción coordinada de la producción le está dando un respiro a la cotización del barril.

 

Pero el día de ayer tenía mucho de bancos centrales. Con el BCE esperando que le llegue su momento, el mensaje de la Reserva Federal se adecua plenamente a un entorno de dudas, idéntica situación a la tormenta vivida ente agosto y septiembre del año pasado. Por supuesto que no había nada que esperar respecto a movimientos en tipos, porque el mensaje posterior era lo importante. Este se resume en menor crecimiento de la actividad económica y algo así como despedirse de la normalización a corto plazo de la inflación comentada en la última reunión. También tienen mucho que decir las autoridades monetarias de las dos potencias asiáticas, ya que mientras el Banco de Japón sigue deshojando la margarita de estimular o no hacerlo (aunque de momento de poco le ha servido), el equivalente chino no se está pensando en exceso las inyecciones de liquidez, con la de esta madrugada orientada a potenciar​ el consumo de cara al Año Nuevo.

 

Vista la necesidad de acudir al rescate de más y más «impresión» de dinero, se podría pensar que el mundo está abocado al abismo, pero el calendario macroeconómico no muestra ese camino, aunque tampoco sean días de vino y rosas. Dentro de los datos conocidos ayer, a favor de una recuperación, tenue pero al menos sostenida en Occidente, están la confianza del consumidor en Francia y Alemania o la venta de vivienda nueva en EEUU, todos ellos por encima de las expectativas. Relativamente en contra está la revisión a la baja del PIB alemán de cara a este año, que crecerá un 1,7% «solamente». Por cierto, España ha publicado para 2015 el mayor descenso del paro registrado de su historia … ya se sabe que cuando las cosas funcionan es mejor no tocarlas demasiado.

 

La temporada de presentación de resultados tuvo en Facebook al claro representante de la jornada, más aún al revelar unas cifras que aplastaban las previsiones más optimistas, un rastro que Santander no había sido capaz de alcanzar al prácticamente ceñirse a lo esperado por el mercado.

 

​Buen día​

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com