BLOG
25/01/2019 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El mercado en estado de éxtasis

El mercado en estado de éxtasis

El mercado ha entrado en estado de éxtasis después de un año y algo más en que parecía que la travesía de los estímulos había llegado a su fin. Pero no, porque los bancos centrales han vuelto a la carga, conscientes de que con sus políticas de estímulo han alimentado a una bestia a la que ahora no saben ni pueden domar. Quedémonos, dentro de lo malo que esto es en realidad, con que por el momento las bolsas pueden recuperar mucho de lo perdido.

Ayer el BCE se acercó a la postura del PBoC chino y dejó atrás a la Fed, hoy por hoy el único banco central que parece que puede seguir con la normalización monetaria. En la comparecencia de Mario Draghi quedó patente que el señor rector de los bancos europeos revierte todo lo dicho en los últimos meses por culpa del deterioro de la economía del bloque, es decir, aplaza sine die esa subida de tipos que hasta hace bien poco estaba prefijada para verano. A cambio, habló el italiano directamente de la posibilidad, si es necesario, de una nueva ronda de estímulos como si estos hubieran sido determinantes para algo que no haya sido proveer a los gobiernos de la excusa para no acometer las reformas que una Europa más amenazada que nunca necesita. Y luego vendrán los lloros.

Un apunte que hasta hace no mucho habría acompañado este titular es que ya no se oyen voces de la Europa «luterana» que aboga por la ortodoxia. Pero claro, cómo va esto a suceder cuando es Alemania de las que peor lo está pasando. El PMI compuesto de la zona euro, sobre el que la propia Alemania y Francia tienen mucho que decir, ha caído a mínimos de más de cinco años y las culpas son muy variadas: coches en Alemania (por normativa de emisiones), los chalecos amarillos de París, las tensiones comerciales, el miedo al euroescepticismo…

En el Foro de Davos el auge del populismo está siendo un elemento central, si bien lo más importante sigue siendo, por el interés de todos, la evolución de las negociaciones entre EE.UU. y China. Ahora solo queda esperar si las delegaciones se sientan y llegan a algún acuerdo, dado que mientras esto sucede va a seguir el juego de declaraciones, a favor primero y en contra después, y a la inversa, claro.

Y un día más hay que recordar que se cumplen ya 35 días con la estructura federal de EE.UU. cerrada a pesar de algunos tímidos intentos por reabrirla sin éxito. Esto va a impactar en el PIB del primer trimestre con varias décimas seguro, aunque aún no se ha reflejado en ciertos indicadores como por ejemplo el Leading Indicator, que con todo, adelanta una desaceleración de la actividad norteamericana para estos próximos meses porque EE.UU., aunque más fuerte, también necesita al resto.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com