BLOG
09/05/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El control de la inflación deja de ser el hijo único del Consejo de Gobierno

Buenos días.

¿Aún era pronto para actuar? El mensaje dado ayer por Mario Draghi ha dejado la puerta más que abierta para que el BCE ponga en marcha un QEuropeo en junio, aunque ya sabemos que de las palabras de un banquero central se pueden extraer —quizás— demasiadas conclusiones. En cualquier caso, lo interpretado por el mercado es que la actuación el próximo mes cuenta con altas probabilidades, en base a potenciar la inflación y favorecer la recuperación económica del bloque a través de la depreciación “forzada” del euro. El por qué a posponerlo tiene como excusa la necesidad de contar con unas previsiones macro más actualizadas, que sin duda alguna es válida, pero con este quiebro, el BCE evita polémicas de cara al resultado de las elecciones europeas del próximo día 25.

Conviene insistir en lo llamativo del tipo de cambio como nueva variable a tener en cuenta para el BCE. Con este paso, el control de la inflación deja de ser el hijo único del Consejo de Gobierno y al igual que el resto de bancos centrales desarrollados, el europeo asume la necesidad de fijar la atención en otras medidas para sostener el bienestar de los ciudadanos. Primer efecto tras conocerse esto: caída del euro, que esta mañana cotiza alrededor del 1,383 frente a las últimas jornadas, en las cuales era incapaz de perder los 1,39.

El anuncio de Draghi también tuvo un impacto bajista en la rentabilidad de la deuda europea, y nos encontramos con el Bono por debajo del 2,9%, el Bund en el entorno del 1,45%, el BTP italiano en el 2,9% o el diez años portugués en el 3,4%, cifras impensables hace no demasiados meses. El Tesoro español realizó una subasta por la mañana antes de conocerse las intenciones probables del BCE, pero de nuevo la colocación fue total y sin problemas y a bajo coste.

Aunque pasen inadvertidas por el momento, las decisiones que tome el Banco de Inglaterra van a tener una importancia capital a partir del mismo momento en que cambie el statu quo. De momento todo sigue igual, pero la tasa de paro ha caída más allá del 7%, el límite que el regulador británico había establecido como tope para empezar a virar la política monetaria, lo que hará que el seguimiento de las palabras de Carney&Co tome una nueva dimensión.

Fuera de Europa, la atención continua nos lleva a China, para bien o para mal. Esta vez ha sido la inflación, que con una caída hasta el 1,8% en abril, se sitúa en su nivel más bajo desde octubre de 2012, y confiere un amplio margen de maniobra a las autoridades para frenar la ralentización económica del país.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com