BLOG
31/10/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Dinámica alejada del miedo

Dinámica alejada del miedo

Los inversores han premiado la restitución del orden en Cataluña con subidas en una bolsa con bastante más recorrido que en el resto de Europa. Por su parte, la primera lectura del PIB del tercer trimestre ha pasado de puntillas por las tensiones territoriales con crecimientos sólidos, aunque ya más lejos de la cabecera continental. Y del IPC poco más se puede decir en un entorno en el que la vuelta atrás es inevitable. Pero todos estos indicadores de España hay que dejarlos en cuarentena a la espera de comprobar si el amago de secesión deja alguna cicatriz en la actividad económica nacional, porque como ya ha advertido Fitch, esta gracia puede tener consecuencias en la calificación crediticia del conjunto del país.

Extender a Europa lo que sucede en Cataluña puede ser de por sí muy aventurado, pero más aún en un entorno de mejora con mayúsculas. A pesar de que también la inflación alemana cede en octubre, hoy hay que quedarse con que la confianza económica de la zona euro está rozando los máximos del presente siglo, gracias a consumidores y empresarios y, por qué no decirlo, también a inversores.

En esa tendencia positiva también está EEUU, que en los últimos días ha venido publicando una serie de datos macroeconómicos espectaculares. Encima, si ahora se le suma una hipotética reforma impositiva, el resultado puede ser brillante. Claro que con la trama rusa de por medio los americanos también pueden ser cómplices de estropear lo económico con lo político. El próximo presidente de la Fed, cuyo nombre conoceremos el jueves, tendrá que ser partícipe, le guste o no, de seguir guiando la recuperación poscrisis financiera.

China también ha entrado en una dinámica alejada del miedo, si bien parece que los esfuerzos del Gobierno por cambiar las cosas pueden estar yendo más allá de la propaganda. Por eso el PMI manufacturero Caixin de octubre ha caído levemente debido a las restricciones de producción a la industria contaminante, quizás un reflejo de la nueva China de Xi.

Y Japón… Abe arrasó y sus Abenomics entraron en una etapa de reafirmación popular, necesaria hasta el infinito y mucho más allá. Y es que en la reunión de ayer, el Banco de Japón revisó a la baja las expectativas de inflación, además de que algún miembro habló de la posibilidad de aumentar aún más un programa desbocado de estímulo monetario que no está consiguiendo su objetivo primordial. Así que mejor atentos ahora a la Reserva Federal y al Banco de Inglaterra, inmersos ambos en una espiral diametralmente opuesta.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com