BLOG
01/04/2022 AUTOR: Salomé Bouzas Morning meeting

La desaceleración del gigante asiático no es una buena noticia para el precio del petróleo

Ayer terminamos un trimestre que seguramente recordaremos, igual que recordamos el primer cuarto de 2020. De hecho, desde el punto de vista de los mercados ya se ha consolidado como el peor trimestre desde el inicio de esa pandemia que aún hoy sigue causando estragos. No solo los índices de renta variable siguen, mayoritariamente, en negativo en lo que llevamos de año, sino que las referencias de renta fija han sufrido grandes correcciones motivadas por la inflación que parece desbocada en muchos países y que llevan a los bonos de gobierno a descontar el endurecimiento monetario que se espera.

 

De hecho, en este ámbito, la curva americana ya se encuentra invertida entre los tramos tres años y diez años y, puntualmente lo hizo también el 2-10, lo cual suele ser una señal negativa que, por suerte, no terminó consolidándose. En cualquier caso, y por sacar algo positivo en este mundo de claroscuros, si esto llegase a suceder, estadísticamente tras la inversión de los tramos 2-10 de una curva, todavía se producen entre tres y cinco meses de subidas en la renta variable hasta que finaliza el rally.

 

Dicho todo esto, el mercado sigue pendiente muy de cerca de lo que sucede en Ucrania, conflicto que parece haber entrado en una nueva fase en la que muchos esperan que se produzca un encuentro entre Putin y Zelensky en un período de tiempo no muy lejano. Para ello, las conversaciones de paz entre ambas delegaciones que hoy se reactivaban deberían avanzar hacia un alto el fuego.

 

El otro gran foco no económico son los nuevos brotes de COVID-19 que están provocando confinamientos en grandes e importantes ciudades de China (como puede ser Shanghái), lo cual podría afectar, nuevamente, a la cadena de suministros. Esto sucede, además, en un momento en el que los datos conocidos ayer tras la publicación de los PMI reafirman la ralentización de la economía china.

 

La desaceleración del gigante asiático no es una buena noticia para el precio del petróleo, el cual, no obstante, sigue cotizando a niveles por encima de cien dólares el barril, tras una semana en la que la caída ha sido superior al 10%. Parece que Biden ha conseguido el efecto placebo que buscaba con el anuncio de que Estados Unidos utilizará parte de sus reservas para poner en el mercado un millón de barriles más al día.

 

Buen fin de semana.

Mª Salomé Bouzas Romero
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com