BLOG
20/02/2019 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Desaceleración económica global

Desaceleración económica global

Los inversores se dieron una pausa ayer en la que no quisieron exponerse en ninguna de las dos direcciones posibles. También es cierto que el panorama relativo a los principales factores parece estancado en lo que ya veníamos sabiendo en los últimos días o semanas.

En primer lugar se sitúan las tensiones comerciales, que son las que, de una forma mayoritaria, han provocado la desaceleración económica global que hoy nos toca vivir. Y si no, ahí está el peor dato de exportaciones japonesas en más de dos años, explicado por la falta de demanda china. Pero volviendo al tema en sí, parece que los avances entre las delegaciones de EE.UU. y el gigante asiático prosiguen y avanzan, más aún cuando muestra su apoyo Donald Trump quitándole importancia a la fecha límite para que entren en vigor más aranceles.

También se puede decir, de una manera más o menos relativa, que la Reserva Federal no se está separando del giro que le ha pegado al forward guidance. A la espera de qué nos muestre el acta de la última reunión (recordemos que el mercado no está ni para sustos ni para sorpresas), los miembros del comité de decisión siguen manifestando una postura unitaria sobre la conveniencia de no seguir endureciendo la política monetaria en el corto plazo.

Europa es otra que no ha roto su tendencia, de destrucción en lo político y de freno en lo económico. Nada nuevo tampoco. Quedándonos con lo segundo, la confianza de inversores ZEW pegó un buen bajón que se explica porque en estos momentos Alemania está rodeada de amenazas internas y externas, si bien parece que las expectativas no son tan negativas. Algo similar al último informe del Bundesbank, que descarta la entrada en recesión del país, lo que no quita las dificultades que atraviesa y que no van a desaparecer con un «Magia Borrás».

Pero en lo político hoy tendremos a Theresa May de vuelta a Bruselas para tratar de obtener un imposible, que en este lado del canal de la Mancha todo el mundo sabe que no le van a dar. Sin embargo, en aquella orilla hay voces que parecen seguir creyendo en las bondades del hard brexit mientras que el proceso de descomposición de las fuerzas políticas está ahora alcanzando a los laboristas, tan faltos de proyecto como los conservadores.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com