BLOG
11/10/2018 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

¿Debemos pulsar el botón de alarma?

¿Debemos pulsar el botón de alarma?

Se abre el debate: sana corrección o cambio de tendencia.

Corresponde al juicio de cada uno evaluar ahora si solo el desplome de un día, acompañado ya de algunas sesiones más a la baja, es suficiente o no para pulsar el botón de alarma. Las subidas de tipos efectivamente son una amenaza para las valoraciones, pero de ahí a pensar, con la macro y la micro en la mano, que ha llegado el momento del hundimiento, hay todavía un camino más o menos largo.

Se achaca a varios factores cualquier repunte de la volatilidad en estos momentos y no es ninguna mentira, si bien hay que destacar que ayer fue uno de esos días en que se cumplió el principio de descorrelación entre renta fija y variable. El descenso de la curva de deuda de EE.UU. puede tomarse como un mero escudo protector en el mejor de los casos, o como que el mercado de bonos está viendo algo poco halagüeño en el peor.

Hoy no toca mencionar a Trump y su supuesta especialidad en política monetaria (la Fed se ha vuelto loca, dice), pero sí la sensación de ruptura en el Gobierno de Italia, quizás el segundo punto de fricción por detrás de los tipos de interés en EE.UU. Turno para Salvini, de Liga Norte, para desautorizar al ministro de Finanzas, que unas horas antes había alertado de la importancia de la reacción de los mercados a las medidas del Ejecutivo. Los italianos, sin presupuestos, a cuatro días de que Bruselas tenga que rechazar unas cuentas de fantasía mientras que aquí el PSOE ha pactado una subida del salario mínimo con Podemos para no ver minada su autoridad política.

No todo tiene que ser malo o peor, que también hay aspectos positivos que se pueden extraer de los mercados. En primer lugar y ya por hartazgo, Michel Barnier, negociador de la UE con el Reino Unido, declaró otra vez la posibilidad de un brexit negociado. Estupendo salvo porque ya hemos visto esta película y ahora se supone que los propios tories lo tiran abajo. O quizás no. El otro aspecto positivo es que mañana da comienzo la temporada de resultados y, de no producirse un cataclismo, esto debería ejercer de soporte para las bolsas, refugio hasta que dejan de serlo.

Feliz 12 de octubre.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com