BLOG
12/12/2019 AUTOR: Álvaro Antón Luna Análisis & Inversiones

Construir una cartera diversificada

Construir una cartera diversificada

Guía práctica sobre diversificación

¿Qué cuestiones prácticas debe tener en cuenta un inversor a la hora de construir una cartera diversificada? Hasta hace muy poco, solo los inversores institucionales más sofisticados del mundo tenían acceso a muchas clases de activo alternativas. Sin embargo, diferentes avances, incluyendo la evolución del mercado de alternativos cotizados, han supuesto una mayor accesibilidad a estas clases de activo. Esto ofrece a los inversores individuales acceso a una cartera genuinamente diversificada. A pesar de ello, existen algunas consideraciones prácticas que hay que tener en cuenta y los inversores han de ser capaces de:

• evaluar las características de rentabilidad y riesgo de cada clase de activo;
• seleccionar las inversiones más apropiadas;
• gestionar las asignaciones de forma constante y
• asegurarse de que los riesgos se gestionan de forma adecuada.

Cómo construir una cartera diversificada

Para obtener un buen resultado, hace falta construir la cartera de forma experta. A la hora de definir la asignación de activos, hay que tener en cuenta diversos factores. Los inversores deben valorar globalmente sus objetivos de inversión conforme a las características de rentabilidad y riesgo. Por ejemplo, el enfoque será diferente si el objetivo es reducir el riesgo de pérdidas de capital o si lo que se busca es gestionar el riesgo en comparación con un índice de referencia o un grupo de comparables.

Una visión más amplia de la gestión del riesgo

El análisis estadístico ha ganado sofisticación a lo largo de los últimos treinta años. Los inversores confían cada vez más en los modelos de riesgo retrospectivos. Sin embargo, ni todo lo importante puede medirse, ni todo lo que puede medirse es importante.

Los mercados de inversión se mueven con las emociones humanas, sobre todo el miedo y la codicia. Los mercados pueden pasar de la calma al caos en muy poco tiempo. En los momentos de inflexión, los modelos de riesgo estándar pueden ser ineficaces. Por eso es importante contar con una perspectiva de riesgo orientada a futuro.

El análisis de escenarios plantea lo que podría ocurrir en diferentes situaciones posibles. La inclusión de acontecimientos extremos permite que los inversores puedan entender el grado de resistencia de su cartera. El análisis de escenarios puede arrojar resultados muy diferentes de los modelos de riesgo retrospectivos. Los modelos de riesgo que usen datos de los últimos treinta años anticiparán que los bonos gubernamentales se comportarán bien cuando las bolsas caigan. Esta previsión responde a que, en ese periodo, la mayoría de los shocks del mercado han sido shocks de crecimiento con efectos deflacionarios. Sin embargo, si retrocedemos hasta los años setenta, las correcciones bursátiles se produjeron por shocks inflacionarios y, entonces, los bonos también sufrieron fuertes ventas. La próxima crisis podría caracterizarse por un repunte de la inflación, consecuencia de la guerra comercial o de un aumento del precio del petróleo. En una situación de este tipo, las carteras que dependen de que los precios de los bonos gubernamentales se muevan en dirección contraria a la renta variable podrían resentirse.

Por último, los inversores deberían valorar el riesgo de liquidez. Los alternativos cotizados ofrecen negociación diaria. Sin embargo, la liquidez de estos activos es similar a la de otros valores de pequeña y mediana capitalización, por lo que hay que ser cuidadosos con el tamaño de las posiciones. Toda inversión entraña riesgos. La principal ventaja de una cartera diversificada es que estos riesgos son, en gran medida, independientes y no están relacionados con los riesgos que afectan a los mercados de renta variable.

Álvaro Antón Luna
Head of Distribution Iberia en Aberdeen Standard Investments

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com