BLOG
05/05/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

La confianza en el futuro alcanzó su nivel más alto desde principios de 2004

La renta variable estadounidense cayó mientras las preocupaciones sobre las valoraciones de las acciones tecnológicas pesaban sobre el apetito por el riesgo.

Hemos llegado a un punto en el que ya da igual que las compañías presenten unos resultados espectaculares o que el proceso de vacunación siga su marcha. El mercado se centra en el futuro y la más mínima duda hace que los mercados de despeñen.

En un giro inesperado, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Yellen, habló de la posible necesidad de que los tipos de interés deban subir en algún momento y así evitar que la economía se sobrecaliente. Esto es lo contrario de lo que había sugerido el día anterior y, en cualquier caso, el nivel de los tipos de interés es dominio de la Reserva Federal, no del Tesoro. Como contrapunto, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, miembro con voto permanente del FOMC (Federal Open Market Committee), reiteró la opinión de que sigue siendo demasiado pronto para hablar de la reducción progresiva de la política monetaria acomodaticia. Pero ya daba igual, el daño ya estaba hecho. Las empresas tecnológicas y más ligadas al consumo arrastraban a los mercados a números rojos, sobre todo a los índices más ligados a esos sectores como el Nasdaq.

La verdad es que el día de ayer era un día un poco raro, dado que no había grandes noticias macro. En ese entorno los inversores se centraron en Yellen y en los cuellos de botella que ya azotan a varios productos tecnológicos. A los semiconductores, y su derivada en la automatización, se suma la falta de discos duros y routers lo cual podría tener un impacto importante en todas las empresas que tengan algo que ver con la digitalización.

Hoy ya empezaremos a conocer datos de empleo y puede que nos olvidemos rápidamente de todos los malos augurios. Disfrutemos de las buenas noticias macroeconómicas de hoy que ya tendremos tiempo para llorar. Por ejemplo, el sector servicios español disfrutó de su mayor expansión económica en casi un año y medio en abril, ya que la evolución alentadora de la demanda y las proyecciones positivas respecto de la actividad futura ayudaron a respaldar dicho crecimiento. De hecho, la confianza en el futuro alcanzó su nivel más alto desde principios de 2004 en medio de la esperanza de una fuerte recuperación debido a los programas de vacunación y la reapertura planificada de la economía en general. No obstante, la nota negativa es el rápido aumento de los gastos operativos que están experimentando las empresas, y que a su vez las firmas siguen teniendo dificultades a la hora de repercutirlos a los clientes en medio de fuertes presiones competitivas.

Respecto a los temas políticos de este país. No suelo meterme mucho en este blog en ese berenjenal, pero hoy quiero recordar las palabras con las que el pueblo de Madrid celebro las elecciones del 31: “No se va, lo hemos echado”.

Buen día.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com