BLOG
29/01/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Con un cóctel tan agradable, ¿por qué Europa cerró con caídas?

Buenos días.

 

Lo dicho varias veces, no hay nada como un banco central cuando se pone, incluso en un entorno dominado al completo por el petróleo. Después del BCE, de la Fed o del PBoC chino, hoy ha sido turno del Banco de Japón, que con un movimiento hasta ahora sólo llevado a cabo en Suiza y Suecia, manda a negativo los tipos de interés después de veinte años de estancamiento y falta de inflación. El común de indicadores económicos llevaban tiempo indicando que los Abenomics no han terminado de funcionar hasta la fecha, y quizás por ello el banco nipón haya optado por cambiar relativamente de estrategia monetaria, aunque como bien ha indicado su gobernador, no descartemos nuevos estímulos si así debe hacerse.

 

Volvamos al petróleo, que al fin y al cabo es el que nos está dando sustos y alegrías por igual. Las últimas subidas de esta materia prima han obedecido a los rumores sobre el acuerdo Rusia-OPEP de rebajar la producción, extremadamente necesario para todos los países exportadores, porque o bien no cubren los gastos de extracción, o bien porque no pueden cubrir unos presupuestos hinchados con oro negro. La verdad, nadie más allá de los Gobiernos puede asegurar a ciencia cierta cuál va a ser el próximo movimiento del barril, así que a esperar y ver.

 

Con un cóctel tan agradable, ¿por qué Europa cerró con caídas? Pues además de por culpa de algunos resultados empresariales negativos, fue principalmente el efecto arrastre del sector bancario italiano el agitador de todas las bolsas, con cinco de sus entidades suspendidas a mediodía. Tarde y mal. Así es como los inversores definen la creación de pequeños bancos malos, que sin embargo cuenta con dos ventajas: sanear una cartera con demasiados créditos dudosos, así como no disponer de dinero público para el proceso, lo que a buen seguro liberará a Renzi de explicar por qué no es, o sí es un rescate.

 

El calendario macroeconómico lleva una estela entre mixta y positiva fácil de seguir en un entorno de la dificultad del actual. La confianza de la zona euro cedió poco, pero vistas las complicaciones derivadas del petróleo o de China, por contar algunas, no parece que la economía real esté sufriendo en exceso. Algo similar sucede con dos de los pilares de la recuperación de EEUU, el mercado laboral y el sector inmobiliario. Respecto al primero, los subsidios semanales de desempleo mantienen la tendencia a la baja, mientras que en relación a la fuerza indestructible del segundo, el índice de venta pendiente sube, aunque no tanto como lo que se esperaba. Y como siempre hace falta una excepción, hoy nos la da el fuerte descenso de los pedidos de bienes duraderos norteamericanos, que sufrían como lo hace toda la industria del país.

 

​Buen fin de semana​

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com