BLOG
13/10/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

China siempre tiene algo que decir

Buenos días.

No es el mejor de los escenarios posibles desde un punto de vista de economía real, si bien desde el de los mercados, al menos sabemos que es el miedo a la recesión en Europa lo que ejerce de guía. Y decimos al menos porque en función de cómo evolucionen los indicadores económicos podremos hacernos una idea, para bien o para mal, con independencia de los factores externos, que tanto ruido han metido en los últimos tiempos.

Por el momento la zona euro, aun con sus divergencias, está siendo capaz de mantener el tipo, pero hay una amenaza de gran envergadura que no es otra que el riesgo de una nueva demostración de la profecía autocumplida. Cuando organismos supranacionales (FMI), norteamericanos (Fed), británicos (Banco de Inglaterra) e incluso europeos (BCE y Comisión Europea) hacen llamamientos al pánico al alertar sobre el riesgo de que el área del euro vuelva a caer en recesión, las probabilidades de que así sea se multiplican entre sí mismas.

Quizás por miedo a que el impacto sobre la economía rusa se le escape de las manos, quizás por sensatez o quizás por el desarrollo de negociaciones desconocidas (a estas alturas quién sabe), lo cierto es que Putin ha ordenado el repliegue de las tropas apostadas en la frontera con Ucrania, reduciendo con ello la tensión en uno de los factores que sin duda alguna han contribuido a frenar la recuperación de Europa.

Por su parte, China, que siempre tiene algo que decir en relación a la economía global, ha publicado un superávit comercial decepcionante en números pero que merece un breve recordatorio. La balanza registra USD 31.000 MM en positivo, menos de los USD 42.000 MM previstos pero, ¿no era el propósito del Gobierno rebajar la dependencia del sector exterior a cambio de potenciar el interior?

Para terminar por hoy, lo haremos con el ataque de recortes de S&P. La agencia ha retirado a Finlandia el honor de ser miembro del «equipo AAA» en base al estancamiento de la economía báltica, mientras que Francia ha sufrido con la perspectiva de su deuda, que pasa de estable a negativa, aunque vistas las cifras macro galas tampoco habrá demasiadas preguntas acerca de esta decisión.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com