BLOG
07/12/2021 AUTOR: Virginia Pérez Palomino Morning meeting

China ha recortado el coeficiente de reserva de los bancos

El mercado de valores comenzó la semana muy fuerte. Las acciones se beneficiaron de una mejora en el sentimiento inversor tras un fin de semana en el que no hubo más titulares negativos para la variante ómicron. Al menos de momento, las noticias sobre ella son que es más contagiosa pero menos letal, siguiendo una evolución del virus, digamos, muy acertada. El trabajo del patógeno es evadir al sistema inmunológico, crear copias de sí mismo y propagarse a otros huéspedes. Para “realizar bien su trabajo” tiene que adaptarse cuanto sea necesario para ser resistente y transmitirse al siguiente huésped sano para que sus descendientes sobrevivan. Mal virus sería aquel que muta de manera mortal para el huésped humano, que muere unas horas después de infectarse sin que antes infecte a otros. El linaje del virus moriría con él. Parece que este coronavirus está siguiendo las pautas del “manual del buen virus” en su evolución. Ahora y sin pizca de humor, esto es un gran paso de cara al fin de la pandemia.

Así, la mayoría de las bolsas recuperaban las caídas de viernes o del jueves y viernes en el caso de Europa, incluso el S&P 500 recuperaba su media móvil de 50 sesiones. El repunte del crudo West Texas fue significativo, +4,87 dólares por barril, pero esta subida no se interpuso en la cotización de las aerolíneas, que continuaron con el rebote de la semana anterior ante una probabilidad cada vez menor de restricciones de viaje. En EE. UU., United Airlines, American Airlines o Delta subían entre un 6% y un 8,5%, ayudando al Dow Jones Transportes a que se revalorizara un +2,26%, un +30,55% en el acumulado del año. Otros sectores sensibles al crecimiento como el financiero (+1,4%) y materiales (+1,5%) terminaban por delante del mercado en general. El sector tecnológico tuvo un comienzo débil, aunque fue recuperando a lo largo de la sesión (+1%), pero el índice de semiconductores terminó a la baja -0,1%. No debe extrañarnos una toma de beneficios en la industria de mejor comportamiento en noviembre (+11,2%) frente al siguiente mejor, Lujo (+4,9%) o al (-6,2%) del peor, las Fintech. Además, el sector aún sigue digiriendo el comunicado de Apple del pasado jueves. La compañía avisaba a sus proveedores de componentes de que la demanda del iPhone 13 se habría debilitado. Apple había recortado su objetivo de producción del iPhone 13 para este año hasta en diez millones de unidades, desde un objetivo de 90 millones, debido a la falta de piezas, mientras esperaba que mejorase el suministro y que durante la primera parte del 2022 todo se normalizase. ¿Será que el fiel consumidor de Apple se ha dado por vencido y ha decidido no intentar conseguir un artículo tan difícil de encontrar?

Durante la pasada noche, China ha recortado el coeficiente de reserva de los bancos. El Gobierno trata así de aumentar la liquidez y estimular la economía. Hoy tendremos algunos datos macro, como el ZEW, que acusará las nuevas restricciones en el país y los cuellos de botella en la manufacturera Alemania. Esperamos que la semana sea más tranquila tras la volatilidad sufrida durante la pasada, mientras esperamos la publicación más importante: el IPC de noviembre en Estados Unidos. Ahí está de nuevo la dichosa inflación.

Feliz jornada.

Virginia Pérez Palomino
Directora de Renta Variable

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com