BLOG
08/03/2022 AUTOR: Jesús Cabrero Cabello Morning meeting

Las bolsas en EE.UU. vivieron ayer una jornada con caídas generalizadas

Ayer tuvimos una jornada de bolsa con caídas en todos los índices europeos destacando las pérdidas en el Euro Stoxx 50, que cerró con un -1,23%. El IBEX 35 español se apuntó un -0,99% lastrado principalmente por el sector financiero con los bancos BBVA (-6,54%), Santander (-3,22%), Caixa (-3,63%), Sabadell (-6,59%) y Bankinter (-5,11%) que dejaron al índice en los 7.644,60 puntos, marcando un nuevo valor mínimo en lo que va de año. El FTSE MIB italiano cayó un -1,36%, el FTSE 100 del Reino Unido cerró con un -0,40%, el CAC 40 francés con un -1,31%, y el DAX alemán que se dejó un -1,98%. Las mayores pérdidas del índice se registraron en los sectores de productos de consumo no básico y servicios públicos dejando al índice con 12.834,65 puntos y marcando un nuevo nivel más bajo en lo que va de año.

 

Las bolsas en EE.UU. también vivieron ayer una jornada de caídas generalizas. Destaca el índice Nasdaq, que cerró con un -3,62%. El Dow Jones se apuntó un -2,37% y los sectores con peor comportamiento fueron el de servicios de comunicación (-3,91%) y el financiero (-3,75%). El único sector en positivo fue el de la energía (+2,14%) con la petrolera Chevron subiendo un +3,39%. El S&P 500 obtuvo un -2,95%, registrando su mayor caída en un día desde octubre de 2020, con el sector de productos de consumo no básico liderando las perdidas (-4,80%).

 

En el mercado de materias primas, el crudo WTI subió cerca del 3% hasta los 122,70 dólares el barril y el de tipo Brent más del 3% situándose en 127,30 dólares. Los futuros europeos de gas natural se disparan hasta un récord de 345 euros por MWh. El níquel supera un récord de 100.000 dólares la tonelada. La onza de oro accionó su valor como activo refugio llegando a superar en su escalada la barrera de los 2.000 dólares.

 

Detrás de este negativo comportamiento de la renta variable occidental está el temor de los inversores a que el fuerte incremento que están experimentando los precios de la energía y de los alimentos, desde el inicio de la guerra de Ucrania, impulse aún más, si cabe, la inflación al alza, lo que sin ninguna duda terminará pasando factura al crecimiento económico mundial. La palabra estanflación, escenario de bajo crecimiento económico y alta inflación, está además cada vez más en boca de los inversores.

 

Por el lado de la renta fija vimos cómo las compras iniciales del mercado de deuda se tornaron en ventas con un repunte en las rentabilidades. La del bund se sitúa en el -0,1% mientras suben las primas de riesgo de los bonos periféricos, con la italiana en los 161 puntos básicos y la española en 102.

 

Jesús Cabrero Cabello
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com