BLOG
04/04/2022 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Biden ordena una liberación inédita de petróleo

El viernes iniciamos el trimestre con ganancias. ¿Será la tónica habitual tras un primer trimestre dominado por las ventas tanto en renta variable como renta fija?

 

Los datos de empleo americanos de marzo eran buenos, pero no espectaculares, mientras los PMI europeos dejaban mucho que desear. El informe de nóminas no agrícolas de EE.UU. mostró un crecimiento del empleo algo por debajo de las expectativas en 431.000 frente a 490.000, pero la tasa de desempleo cayó un poco más de lo esperado hasta el 3,6%. Por su parte, el crecimiento mensual de los salarios por hora cumplió con las expectativas, en 0,4%, al igual que las ganancias mensuales de ingresos del consumidor, en 0,5%. El crecimiento económico del sector manufacturero de la zona euro registró una nueva desaceleración al final del primer trimestre y su respectivo índice PMI cayó hasta su mínimo de catorce meses. El aumento de las tensiones geopolíticas se mencionó como uno de los factores que afectaron a la demanda y tuvo un impacto notable en la confianza empresarial, que disminuyó hasta su nivel más bajo desde mayo de 2020. Dicho repunte más débil estuvo acompañado por una intensificación de las presiones en las cadenas de suministro durante el mes a medida que, según los encuestados, el aumento de los contagios por la COVID-19 en China y la invasión de Ucrania por parte de Rusia llevaron a plazos de entrega más largos. El análisis regional revela que Irlanda registró el incremento más fuerte de las condiciones operativas en el sector industrial en marzo, superando marginalmente la expansión observada en Austria. Aparte de estos dos países, los ritmos de expansión se desaceleraron en el resto de los países de la zona euro estudiados.

 

En los mercados de deuda, a pesar de que se mantiene la expectativa de que la Fed suba los tipos un 0,5% en mayo, los bonos se tomaron un respiro. El bono a diez años de EE.UU. cerraba la semana por debajo del 2,4%, mientras el alemán se sitúa en el entorno del 0,55%, Italia en el 2,1% y España en 1,5%. El caso europeo resulta curioso, sobre todo teniendo en cuenta la elevada cifra preliminar de IPC en marzo, que se situaba en el 7,5% en la eurozona. Por su parte, el bono japonés caía tras las operaciones realizadas por parte del BoJ para controlar su rentabilidad. Parece que el 0,25% es demasiado para ellos. Dicha intervención, junto con el anuncio de nuevos estímulos fiscales, provocaban que el yen se situara en su nivel más bajo en más de seis años frente al dólar estadounidense. La intervención de la entidad monetaria japonesa puede ser el preludio de medidas por parte de sus pares occidentales. De hecho, seguramente el BCE esté tomando nota por si la rentabilidad de la deuda europea continuara con la escalada de los pasados meses.

 

Lo más destacado de la jornada en los marcados de renta variable era la fuerte subida registrada por las empresas chinas cotizadas en Estados Unidos tras el retroceso del 5% del jueves. Las preocupaciones por la más que probable exclusión de las bolsas estadounidenses sigue dominando este mercado. El miércoles, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) agregó cinco compañías chinas de Internet que cotizan en Estados Unidos a su creciente lista de compañías que se enfrentan a una posible sanción debido a la negativa de China a permitir que los reguladores estadounidenses inspeccionen sus auditorías. Baidu, el principal motor de búsqueda de China, y su unidad de transmisión de vídeo iQiyi se encontraban entre las señaladas.

 

Por su parte, el petróleo vivía una nueva jornada de retrocesos tras el anuncio de Biden de liberar parte de las reservas estratégicas del país. El WTI, que marca el precio de referencia al otro lado del Atlántico, se situaba por debajo de los 100 dólares el barril por primera vez en dos semanas.

 

Hoy, festivo en China por ser el día de los difuntos, tendremos como principal referencia los datos de exportaciones e importaciones de Alemania, la comparecencia del gobernador del Banco de Inglaterra, los pedidos de bienes duraderos y los de fábrica de Estados Unidos, pero los inversores seguirán atentos a la evolución de los acontecimientos en Ucrania y a la espera de la publicación del acta de la Fed del miércoles.

 

Buena semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com