En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Aumento inesperado de desempleados en EE.UU.

Aumento inesperado de desempleados en EE.UU.

Aumento inesperado de desempleados en EE.UU.

Comparte este post:
La primera señal de debilidad del mercado laboral norteamericano desde hace meses provocó una jornada de caídas en los mercados de renta variable

Los principales índices de Wall Street retrocedían después de conocerse una subida inesperada de las reclamaciones iniciales semanales de desempleados por primera vez desde abril, reavivando la preocupación por el ritmo de la recuperación económica de la principal economía del globo. Con todo, los inversores se mantuvieron centrados en la posibilidad de que se apruebe otra ronda de medidas de estímulo y en los informes de resultados empresariales, mientras los casos de coronavirus continuaron aumentando en todo el sur del país. El S&P 500 cayó un 1,2% liderado por pérdidas en los sectores de tecnología, consumo discrecional y servicios de comunicación. Por su parte, los mercados europeos se mantenían estables, ya que una serie de informes de beneficios mejor de lo esperado compensaba el incremento de las tensiones entre Estados Unidos y China.

En cuanto a los mercados de renta fija, los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a más largo plazo aumentaron sus precios, en medio de la debilidad del mercado de valores y las renovadas preocupaciones económicas. En cambio, la rentabilidad de la deuda de los principales países europeos no sufría apenas variaciones mientras continúan las compras de deuda periférica. De hecho, en Italia, los rendimientos del 10 años cayeron por debajo del 1% por primera vez desde el comienzo de la pandemia y gracias a que los inversores siguen celebrando la aprobación del plan de recuperación de emergencia de la UE.

Esta mañana hemos amanecido con importantes correcciones en los mercados asiáticos. Las pérdidas fueron lideradas por las acciones chinas, con una fuerte caída del compuesto de Shanghai del 3,1%, tras el alza de las disputas diplomáticas entre Estados Unidos y China. Cada día están más cerca las elecciones en el primer país y eso podría provocar que los discursos y ataques sean más voraces. Por lo pronto, ambos gobiernos tendrán que cerrar un consulado y ya veremos en qué acaba toda esta escalada de las tensiones. Esperemos que no aprovechen los volúmenes más bajos de lo habitual de los mercados desarrollados durante las primeras semanas de agosto para atacarse entre sí, llevándose por delante a los pequeños inversores.

En los mercados de materias primas, el petróleo sigue moviéndose al son de las expectativas de recuperación de la demanda y no le ayudan nada ni las tensiones geopolíticas del principal importador de crudo ni el aumento de los casos de coronavirus del mayor consumidor. Por su parte, el oro se encuentra ya cerca de la barrera psicológica de los 1.900 dólares/onza y de los máximos históricos alcanzados en 2011.

Buen fin de semana.

Jorge González
Director de Análisis

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario