BLOG
23/06/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Un año después del brexit, la realidad es mejor de lo esperado

Un año después del brexit, la realidad es mejor de lo esperado

Se cumple un año del brexit y la realidad se parece poco a lo que cualquiera pensaba entonces. Para empezar porque nadie apostaba todo a favor, pero sobre todo porque ni los enemigos han visto cumplida la llegada del Armagedón, ni porque tampoco para los partidarios se ha recuperado el orgullo del imperio.

En términos estrictamente económicos las consecuencias no son todo lo catastróficas que se pudiera pensar en un primer momento, si bien es cierto que poco a poco el Reino Unido está siendo capaz de calibrar que el abandono de la UE tiene un coste. En el origen de muchos de los males se encuentra la valoración de la libra, pues el desplome de la la moneda es la razón que explica que las islas sean un rara avis con inflación creciente. Y por más que las exportaciones se vean beneficiadas en un país tan abierto al comercio exterior, el sufrimiento del consumo es suficiente para tener la alerta en DEFCON 2.

Ni qué decir de la política. En la monetaria la división entre los que quieren placar las subidas de los precios y los que no se agranda cada 24 horas, reflejando la tremenda dificultad de la situación. Y en la política sin más, cuando uno tiene lo que tienen los británicos, sobran las palabras.

También van varios meses de Administración Trump y tampoco aquí eran fáciles de predecir las consecuencias. Hablando de mercado en términos generales, la dificultad que incluso hoy mismo está sufriendo el magnate para sacar adelanta la reforma sanitaria demuestra muy bien lo que es gobernar más allá de hablar. En esas también que la curva de deuda de EEUU y los miembros de la Fed estén enfriando las expectativas de nuevas subidas de tipos, exacerbadas por unas medidas fiscales que no llegan. Dentro de la cascada de declaraciones en ese sentido, ayer mismo otro de los integrantes del banco central consideraba agresivas en exceso las expectativas, recomendando además empezar la reducción de balance cuanto antes.

Con relación a la debilidad reciente de los indicadores económicos de EEUU, es de justicia comentar un buen dato como el índice de indicadores adelantados, que muestra unas perspectivas positivas de cara a los próximos meses. Exactamente lo mismo que la confianza de los consumidores de la zona euro, que con la subida hasta -1,3 puntos, alcanza máximos desde 2011.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com