BLOG
11/07/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Algo no termina de encajar en los mercados

Algo no termina de encajar en los mercados

Buenos días.

Cuando uno ve cómo marcha Wall Street y cómo lo hacen los bonos soberanos refugio, no puede evitar pensar que hay algo que no termina de adecuarse al engranaje actual de los mercados.

Brexit por un lado pero crecimiento (escaso) por el otro. Claro que después del último dato de paro de EEUU las sensaciones naturalmente mejoran. Y es que la primera economía global generó casi 290.000 puestos de trabajo en junio, haciendo olvidar parcialmente el pésimo registro de mayo. Además, la tasa de paro subió dos décimas gracias a que de nuevo más gente ha pasado a engrosar la fuerza laboral, todo un signo de confianza de cara al futuro. El paso que todavía sigue pendiente es el de los salarios, que no terminan de repuntar a pesar de tímidas subidas, como la de una décima vista en este informe.

Con todo, la salida británica de las islas sólo acumula consecuencias, dentro y fuera. Al igual que ya ha sucedido con analistas, empresarios y economistas, los consumidores de las islas han cambiado radicalmente de registro, habiéndose desplomado su confianza a mínimos de más de veinte años. Esta semana, en la que por cierto también da comienzo una temporada de resultados empresariales considerada determinante, se reúne el Banco de Inglaterra por vez primera desde el referéndum. De momento no se espera nada, no vaya a ser que se acabe la pólvora antes de que sea estrictamente necesaria.

Asia vive un periodo de tranquilidad fruto del torrente de información que sale sin parar de Europa y EEUU, pero ahí están.

Primero, Japón.
El Ejecutivo de Shinzo Abe ha recibido un espaldarazo con las elecciones al Senado, lo que se interpreta como la adhesión de los nipones a unos Abenomics que, en muchas facetas, aún se siguen esperando. Y los pedidos de maquinaria correspondientes a mayo confirman que algo más es necesario, pero no sólo en materia monetaria, sino más allá… Aplicable a Europa.

Segundo, China.
Con el proceso de desapalancamiento masivo de la industria en marcha, la debilidad de las cifras de inflación no es de extrañar. El IPC creció un 1,9% en junio, por debajo de lo que venía siendo publicado, mientras que los precios de producción aún tienen un largo tiempo en terreno negativo, si bien es cierto que desde hace ya medio año hay una mejora manifiesta.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com