En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Al final no se tiró a la piscina, sino que la vació

Al final no se tiró a la piscina, sino que la vació

Al final no se tiró a la piscina, sino que la vació

Comparte este post:
¿Y el BCE hará algo? porque al fin y al cabo Europa y Reino Unido llevan mucho tiempo cabalgando juntos como para que el continente no se vea afectado

Buenos días.

El Banco de Inglaterra optó ayer no por tirarse a la piscina, sino más bien por vaciarla, en un movimiento plenamente acorde a la tendencia de soporte a cualquier precio.

Eso si, las subidas de la sesión no se produjeron a consecuencia de esto, sino que ya venían de una apertura apoyada en una tibia recuperación del sector financiero.

Volvamos al BoE y un comportamiento que recuerda en mucho a los pasos que ha ido adoptando el BCE. Sólo que en este caso ha sido de a una. Los enumeramos a continuación:

– Primera reducción de los tipos de interés desde 2009. Pasan del 0,5% al 0,25% y se deja la puerta completamente abierta a otro recorte, aunque parece descartarse el oscuro mundo de los negativos… ya veremos.
– Ampliación en GBP 60.000 MM de la compra de deuda del Estado, quizás con la idea de convertirse en el gran monetizador de los bonos del Tesoro.
– Inclusión de papel privado por valor de GBP 10.000 MM para tratar de alcanzar los objetivos que desde los títulos públicos no se puede.
– Se habilitarán líneas de financiación a la banca para que la liquidez del BoE pase de los sistemas informáticos de los bancos a la vida real. Recuerde todo el mundo que eso ya lo puso en marcha el BCE y los efectos… por ahí estarán.
– Ante un panorama del que no se sabe nada era evidente que tocaba una revisión a la baja de las perspectivas económicas del Reino Unido, aunque no habla de recesión a pesar de que los indicadores apunten en esa dirección sin que les esté temblando el pulso.

Las consecuencias en mercado fueron inmediatas, pues tanto la orgullosa moneda de todos los británicos como la curva de tipos de interés reflejaron fielmente este nuevo mundo de libras baratas y en cantidad. Y por extensión han empezado las especulaciones en torno a qué hará, si es que algo hace, el BCE, porque al fin y al cabo Europa y Reino Unido llevan mucho tiempo cabalgando juntos como para que el continente no se vea afectado.

El brexit ha sido un acontecimiento inesperado y que sin duda cambiará el camino que parecía que había que seguir. Pero el papel de la Reserva Federal siempre ha sido y seguirá siendo infinitamente más potente que cualquier otro. Decimos esto porque hoy se publica el informe de empleo correspondiente al mes de julio, que puede seguir animando a los miembros del organismo a dejar caer la necesidad de que los mercados vean una subida de tipos en septiembre como un posible.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario