BLOG
26/08/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Un agosto atípico

Un agosto atípico

Buenos días.

Estamos cerca de cerrar un agosto atípico en el que la tranquilidad ha sido la constante, ya que no hemos tenido el placer de disfrutar de «chinas», ni «grecias», ni «bancas»…

Sin embargo, todo es susceptible de cambiar sin tiempo para reaccionar. Un ejemplo: la casi «soberana mundial» Janet Yellen habla por fin hoy en Jackson Hole, un acontecimiento que el mercado espera con ansia para tratar de averiguar las intenciones de la Reserva Federal en materia de tipos de interés.

Y es que las declaraciones en relación a la política monetaria de EEUU por parte de los miembros de la propia Fed van en aumento, si por aumentar consideramos endurecer el discurso. O simplemente normalizarlo. Las premisas son más o menos variadas, yendo de la relativa fortaleza económica al miedo a provocar burbujas, pasando por la necesidad de no quedarse sin margen de maniobra a futuro.

Es cierto que el impacto del brexit ha sido muy limitado hasta la fecha, especialmente del otro lado del Atlántico e incluso en la Europa continental. Pero, ¿y si eso ha empezado a darse la vuelta? La confianza empresarial de Francia o Alemania, el famoso IFO en este último caso, se ha visto ligeramente golpeada durante julio bajo este mismo argumento, no por las consecuencias, sino por el más absoluto desconocimiento de las mismas, dado que sigue sin saberse por dónde irá el proceso de desconexión británica.

Hubo otras referencias macroeconómicas de calado en la sesión de ayer. Siguiendo un orden cronológico, España crecía por encima de lo esperado en el segundo trimestre del presente año, un 0,8%, gracias, de nuevo, a la demanda nacional, motor de todo el bloque occidental. Por otro lado, los pedidos de bienes duraderos de EEUU subían con fuerza impulsados por la siempre volátil partida de transportes, si bien excluida ésta, las previsiones también quedaban en nada frente al dato final.

Antes de cerrar la semana hay que recordar con datos que no todo se puede fiar a los banqueros centrales, con el estatus de alquimistas para parte del mercado. El IPC de Japón ha vuelto a caer por cuarto mes consecutivo, a pesar de que los esfuerzos del Banco de Japón están superando los límites de lo imaginable hace no mucho. A pesar de todo, los objetivos de Gobierno-banco central se mantienen intactos, aunque tratar de reducir el valor del yen en un entorno en el que todos quieren algo de cobertura, cuando no simplista, se antoja algo más que complicado.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com