BLOG
14/12/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Adiós, Janet Yellen

Janet Yellen se ha despedido de la Reserva Federal bajo el mantra que ha guiado su presidencia, el de la tranquilidad y casi también la predictibilidad.

Como se esperaba, se han subido los tipos de interés y se han pronosticado tres incrementos más para 2018, todo ello bajo las premisas de la reducida tasa de paro, así como de la de la buena marcha económica. Y es que parece que la falta de empuje de la inflación (ayer se volvió a publicar un IPC estancado) no está siendo de momento un factor a tener en cuenta en el seno del FOMC. No se redujo a política monetaria esta última reunión del año, pues la Fed, también como estaba previsto, ha elevado las previsiones económicas de EEUU, no sin mencionar que el momento positivo de la actividad es extensible al resto del mundo.

En un movimiento nada novedoso entre los países emergentes, China ha elevado suavemente los tipos del interbancario como respuesta a la subida en EEUU para amortiguar el posible impacto negativo. Si de paso sirve, como dicen, para enfriar alguna de las burbujas que tienen delante de sí pero no se pueden ver, mejor todavía, aunque de momento los indicadores del gigante siguen siendo más que aceptables.

Volviendo a EEUU, mañana viernes podría ser el día en que vea la luz una propuesta de reforma fiscal unificada por parte de los republicanos, por eso de que hasta la fecha no ha habido nada en ningún apartado. Se dice que el mercado ya lo tiene en precio y seguramente sea cierto, pero en este entorno positivista toda novedad procrecimiento siempre puede ser bienvenida.

Han tenido que adelantarse los japoneses con esto de las bajadas de impuestos, por contagio o necesidad, pero lo cierto es que el Gobierno ha presentado un recorte significativo a las empresas. Pero esto no va a ser gratis, pues para poder acogerse será necesario favorecer el crecimiento de los salarios. O lo que es lo mismo, favorecer la subida de la inflación, ya que con yenes y más yenes nuevos esto no ha sido posible.

Tras la Fed, el PBoC y el BoJ, la fiesta de los acrónimos sigue con el BCE y del BoE. No cabe esperar nada nuevo del banco central comunitario más allá de las previsiones económicas, teniendo en cuenta que en enero comienza la reducción de las compras. Ahora, con los niveles de inflación de Alemania en el 1,8% están tardando en llegar las presiones de palabra para ajusticiar al QE tan pronto como ya.

En el caso del Banco de Inglaterra (el BoE) la intriga está más bien en comprobar cómo andan de votos «institucionalistas» favorables al statu quo y votos díscolos más propensos a frenar una inflación en máximos. También para saber cómo respira el Consejo de Gobierno sobre las consecuencias del brexit ahora que Theresa May deberá someter a votación en el Parlamento el acuerdo de salida con la UE… Si llega.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com