BLOG
28/06/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Las acciones energéticas tiraron de las bolsas

Dejamos atrás una de las mejores semanas en bolsa de los últimos meses, en la que varios índices norteamericanos cotizaron en máximos y los europeos siguieron con su remontada. Algunas referencias, como el CAC 40 francés, sitúan su apreciación en cerca del 20% en lo que va de año. Las acciones energéticas tiraban de las bolsas, ya que los precios del petróleo alcanzaron sus niveles más altos desde octubre de 2018 por la caída de los inventarios globales. En cambio las acciones de servicios públicos se quedaban rezagadas.

En las últimas semanas hemos asistido a una moderación de las expectativas de inflación. Parece que poco a poco se van destensando las cadenas de suministro y varias materias primas han relajado un poco sus precios. Es el caso de la madera y algunos metales que han visto cómo China ha liberado parte de sus inventarios buscando relajar un poco los mercados.

Los datos económicos de la semana también pueden haber ayudado a calmar los temores sobre el sobrecalentamiento económico y la inflación. Varias cifras publicadas durante la semana indicaron una expansión saludable, que, en el caso europeo, incluso gana tracción, pero no debería provocar un fuerte aumento de los precios en los próximos meses. La nota discordante la ponía el índice básico de gastos de consumo personal (excluyendo alimentos y energía) que ha subido un 0,5% en mayo y sitúa el aumento interanual en su ritmo más rápido (3,4%) desde 2008.

Precisamente esa noticia provocaba que el viernes volviéramos a vivir una jornada marcada por el aumento de la rentabilidad exigida a los bonos. En la que no eran únicamente las referencias de deuda las que se movían, sino que también los mercados volvían a vivir una dicotomía entre las acciones valor y crecimiento, siendo estas últimas las grandes perjudicadas de que el bono americano se vuelva a situar por encima del 1,5% o que el alemán se encuentre cerca del -0,15%.

La semana que empieza tendrá en las negociaciones políticas las principales referencias. Por un lado, tenemos el acuerdo de infraestructuras en Estados Unidos, del cual quedan varios cabos sueltos y ya veremos en qué queda finalmente. De otro, la reunión de los diferentes miembros de la OPEP, que tras la subida del precio del oro negro de los últimos meses y la recuperación económica global podría plantear el aumento de la producción. A medio camino se sitúa la reunión del G20. A nivel macroeconómico los datos de inflación europeos y la confirmación de los PMI publicados la semana pasada servirán de aperitivo para las cifras de empleo americano que conoceremos el viernes. Por último, no nos olvidemos de que nos enfrentamos al cierre del trimestre y los consiguientes rebalanceos de grandes inversores institucionales, lo cual podría provocar grandes movimientos en el mercado, sobre todo teniendo en cuenta que los volúmenes han ido disminuyendo en las últimas semanas de cara a las vacaciones y que este fin de semana se celebra la festividad de la independencia en EE.UU., momento a partir del cual las cifras de actividad se desploman en la principal bolsa del mundo.

Buena semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com