BLOG
24/11/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Acción de Gracias condiciona enormemente la actividad de los mercados

Acción de Gracias condiciona enormemente la actividad de los mercados

A gastar todos, que tenemos excusa importada. Con tanto bombardeo publicitario, pocos son ya los que no han oído qué es eso del Black Friday, que al fin y al cabo se limita a consumir y con ello sostener la economía occidental, incluso sin que lo necesitáramos.

La festividad norteamericana de Acción de Gracias condiciona enormemente la actividad de los mercados financieros internacionales, de ahí que la fuerte e inesperada caída de la bolsa china tuviera más eco que el que hubiera cabido esperar en una sesión normal. Sin embargo, sí se han hecho públicas las cifras provisionales de ventas de estos días, las cuales han refrendado el estado de gracia del consumo, palanca, motor, acelerador y todo lo que queramos del crecimiento de EEUU y buena parte de Europa.

Solo Alemania puede presumir de tener otras fuentes de crecimiento distintas a la partida del consumo. El PIB alemán correspondiente al tercer trimestre encuentra en el comercio exterior su principal apoyo, nada especial de no ser porque precisamente el consumo detrae una décima al cómputo general del indicador. Ahora que un apoyo relativo y condicionado de la socialdemocracia a Angela Merkel parece más probable, existen más razones para creer en Alemania en particular, y en Europa por extensión.

Precisamente ayer también se publicaron los PMI de la zona euro, que, otro mes más, confirman que la región está en el mejor momento de los últimos años. De las lecturas de los adelantados de la industria y los servicios se puede extraer que Europa tiene ante sí un entorno francamente favorable, especialmente valorado ahora después de años en los que la supervivencia misma del euro ha estado en entredicho. Para ello ha sido determinante, no lo podemos negar, el apoyo del BCE, como del resto de bancos centrales en sus zonas de actuación. Con las actas de la última reunión en la mano, se entiende que el apoyo al QE está generalizado pero con ciertas (y perfectamente entendibles) reservas.

Así pues, con toda la información de la que disponemos, tan solo queda pedir a la clase política que no estropee lo que el ciudadano de a pie trata de levantar… Claro que somos europeos y nos va «lo nuevo».

Mezclando otro poco más de política y economía real, precisamente por lo poco recomendable que es, el PIB británico del trimestre pasado registra una actividad mejor de lo que podríamos pensar, especialmente en lo relativo al consumo. Sin embargo, el brexit se está dejando notar en la inversión, puesto que la falta de claridad naturalmente se nota en la confianza de todos.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com