BLOG
12/11/2013 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

A Mario Draghi le crecen los enanos

Buenos días.

EEUU no es un país que cuenta en su haber con numerosos días festivos, pero en los mercados ciertamente se nota cuando así es. Ayer, a pesar de que Wall Street abrió sus puertas, la celebración del Día del Veterano redujo enormemente el volumen de negociación, lo que aprovecharon los inversores para mantener la calma y consolidar las subidas de las últimas semanas. De esta forma, la atención ni siquiera se acercó a aquella orilla atlántica, si no que se quedó casi en exclusiva en Europa, a pesar de recoger también los buenos datos macro de China. Pero la guerra iba de alemanes contra el resto. La última y sorprendente decisión de recortar los tipos oficiales está haciendo que a Mario Draghi le crezcan los enanos entre los considerados directores del euro, Alemania. De sobra conocida la alergia innata de este país a la inflación, la bajada del precio del dinero se ha interpretado como un riesgo aún innecesario que choca frontalmente con sus intereses y así lo demostró Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, al votar en contra en la reunión del último Consejo de Gobierno de la autoridad europea. Justo hoy conocemos la inflación, que en dato mensual apunta hacia terreno negativo como el resto de la Zona Euro…

Pero no sólo la disconformidad germana viene a cuenta de un banco central que se supone europeo y no alemán. Sorprendente más si cabe en el actual entorno en el que Europa sigue inmersa en políticas de austeridad, desapalancamiento y búsqueda de la eficiencia, la Comisión Europea ha reconocido plantearse sancionar a Alemania por generar un ¡superávit! por cuenta corriente del 6% desde hace pocos años. La razón esgrimida es la posibilidad de generar un desequilibrio (éstos no son sólo a la baja), así como el efecto netamente positivo que el fomento de la demanda interna tendría en el conjunto de una Zona Euro que sigue caminando por el alambre, junto con una serie de medidas liberalizadoras.

Terminando el día y haciendo lo propio con el Viejo Continente, la Unión Europea ha sido capaz de cerrar el presupuesto común para 2014, un ejercicio que bien puede servir como ejemplo para una clase política norteamericana que no ha de sufrir las barreras culturales o de idioma que aquí sí tenemos.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com