BLOG
01/09/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

A la vuelta de vacaciones todo sigue igual

Buenos días.

Hoy, uno de septiembre, podemos asegurar que de forma oficiosa, si no casi oficial, toca la vuelta a lo diario y dar por cerrado el verano. En esto de los mercados, cualquiera que haya estado apagado todo el mes de agosto puede llegar a creer que tal y como se fue hace un mes, igual siguen las cosas, si bien por el camino la película ha sido bien distinta, y no tiene pinta de que vaya a cambiar de aquí al cierre del año.

Rusia vs. Ucrania, Israel vs Hamás y el terrorismo islamista contra la sensatez han copado las portadas de lo que se denomina conflictos internacionales, con o sin solución. También un (esperemos que) amago de crisis sanitaria con el estallido del ébola en Africa oriental, e incluyéndolo dentro de la categoría de terremotos estivales, la desaparición de la marca Espírito Santo como entidad de primera línea, siendo sustituida por Novo Banco tras destaparse una gestión cuando menos oscura. En un plano más técnico, el efecto Draghi está dejando unos tipos de interés de la deuda pública en niveles no ya mínimos, sino impensables, porque ver el Bund por debajo del 1% hay que reconocer que por lo menos choca. Sin embargo el calendario macroeconómico del Viejo Continente muestra un parón en la actividad, destacando el impacto que la crisis ruso-ucraniana está teniendo en Alemania. Respecto a EEUU, la economía sigue marchando y el final del QE3 será oficialmente en octubre, mientras que según lo dicho por la propia Fed, los tipos oficiales aún tardarán en subir. Y con esto un brevísimo resumen para agosto.

Ya en lo más actual y reciente, la escalada de tensiones en el este de Europa va a más. Así como la UE espera aplicar una nueva ronda de sanciones contra Rusia en los próximos días, Putin, además de abogar por la creación de un Estado independiente en la Ucrania prorrusa, ha advertido (en realidad amenaza) de lo difícil que lo tendrán las compañías europeas por volver al mercado de su país.

Mientras se sigue discutiendo acerca de la postura común contra Rusia, lo verdaderamente colectivo hoy por hoy es el IPC de la zona euro, que en agosto se situó en el 0,3%, en línea con lo esperado pero que puede suponer un toque de atención para la reunión mensual del BCE, que tendrá lugar este jueves. Como curiosidad y cercano a los niveles de tipos, el euribor sigue marcando mínimos históricos.

En lo relativo a EEUU, a pesar de que no el 100% de las cifras baten de forma consistente las previsiones, sí se puede afirmar que hay una cierta consistencia. El viernes tuvimos uno de esos días mixtos, puesto que la caída de una décima del gasto personal, achacada en buena medida al descenso de la compra de bienes de consumo, tuvo su contraposición en el buen dato publicado para la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

La macro no se ha ceñido en exclusiva a los dos grandes bloques, pues también los emergentes han tenido algo que decir. Mala noticia llegada de China con la publicación del PMI HSBC manufacturero, el cual se queda a tan sólo dos décimas de chocar contra la barrera que separa expansión de contracción (50). Tampoco Brasil está de enhorabuena, en este caso debido a la entrada oficial en recesión tras cumplir con el segundo trimestre de PIB en negativo; mal augurio para Dilma a un mes de las elecciones. En una posición radicalmente opuesta está la India, que ha pulverizado las previsiones de crecimiento del segundo trimestre de este año, todo un golpe de efecto tras la victoria del que fuera candidato electoral de los mercados, Narendra Modi.

Buen día.
Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com