BLOG
03/11/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Ya quedan atrás los miedos

Buenos días.

En cuestión de dos semanas hemos dejado atrás los miedos que surgieron de forma tan explosiva durante la primera mitad de octubre. El cambio de tendencia macroeconómica, más en EEUU que en una Europa aún débil, y el apoyo incondicional de los bancos centrales han vuelto a verse reflejados en tranquilidad.

La posibilidad de que Japón no alcance el objetivo de inflación ha obligado al BoJ a ampliar inesperadamente el programa de compra de activos, lo que espoleó a las bolsas mundiales en consonancia con la fortaleza que viene mostrando EEUU. Con todo, el Nikkei escaló hasta máximos desde 2007, mientras que los índices norteamericanos han vuelto a pulverizar los históricos.

Los indicadores publicados el viernes fueron en su gran mayoría positivos con la única excepción de las ventas minoristas alemanas, que sufrieron la mayor caída en siete años y sin duda producen preguntas sobre el estado pasado, que no futuro, de la economía teutona. Sin embargo, la evolución de la inflación de la zona euro fue el factor en el que fijarse, pues sube una décima hasta el 0,4% en una región muy necesitada de noticias en este sentido. En el caso de EEUU, tanto la confianza del consumidor de Michigan, como el PMI de Chicago y los costes laborales batieron las previsiones del consenso. Especialmente llamativo este último, pues es precisamente lo que se le está pidiendo al mercado laboral estadounidense, más empleo sí, pero con más presión salarial también.

Antes de todo este aluvión de cifras en los dos principales bloques, el PMI manufacturero chino elaborado por HSBC había marcado la pauta positiva de lo que sería el día. De los 50,2 enteros de septiembre pasó a 50,4 en octubre, lo que vuelve a mostrar que, aunque menos que años atrás, China crece.

No podemos dejar pasar el comentario de hoy sin pararnos un segundo en Ucrania-Rusia. A pesar del reciente acuerdo para la distribución de gas ruso en suelo ucraniano, ayer se celebraron elecciones fantasma en el este del segundo de estos países, que no contribuirán a calmar los ánimos, siempre y cuando el «zar» Putin no diga lo contrario. Pero desde la perspectiva de los mercados, lo más interesante fue la cuarta e inesperada subida de tipos del banco central ruso para tratar de contener el persistente desplome del rublo.

No menos importante que todo lo comentado será la asunción del BCE como supervisor bancario único de la zona euro a partir de mañana, uno de los pasos necesarios para evitar que las recientes crisis financieras saquen a la luz las lagunas del actual sistema.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com