En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Y el ganador es… ¡Powell!

Y el ganador es… ¡Powell!

Comparte este post:
Jerome Powell ha sido reelegido presidente de la Reserva Federal para los próximos cuatro años y Lael Brainard será vicepresidenta en sustitución de Richard Clarida

El mercado lo ve bien, se reduce la incertidumbre y se asegura la continuidad del discurso trazado por su banco central. Su mensaje estratégico es que será la economía, y no la política, la que determine la trayectoria de las tasas reales a partir de ahora. Un objetivo de inflación media flexible y unos tipos bajos que mantengan el crecimiento más tiempo, el suficiente para progresar hacia el pleno empleo. Con estos mimbres no cabe otro resultado que una mayor, y no menor, inflación para los próximos meses.

Biden parece querer recompensar a Powell por haber guiado la mayor economía del mundo a través de la pandemia con un incremento de solo unos cuatro billones de dólares en el balance de la Fed desde marzo de 2020. Una cifra equivalente al 20% del producto interior bruto estadounidense. ¡Pues ya está!, a trabajar por mimar la recuperación manteniendo a raya la amenazante inflación. Ahora que Powell se siente seguro en su sillón, ¿creen que podría acelerar el ritmo en la retirada de estímulos? ¿O tal vez adelantará la subida de tipos de interés? No sé, no lo creo, veremos. Pero desde luego la Casa Blanca se ha quitado la “patata caliente” de esta elección rapidito. Se continúa con el republicano Powell, que será confirmado por el Senado sin problemas, y no nos vamos a meter en follones de buscar para el cargo a un demócrata. Bastantes frentes tiene abiertos Joe con los republicanos, e incluso con los suyos, para encontrar apoyos legislativos. Se lo ha hecho fácil y a otra cosa.

«Necesitamos reconstruir mejor nuestra economía, y estoy seguro de que el presidente Powell y Lael Brainard se centrarán en mantener la inflación baja y los precios estables, así como lograr el pleno empleo, lo que hará que nuestra economía sea más fuerte que nunca», ha declarado Biden al anunciar la nominación.

En la sesión de ayer, cierre a la baja de Europa (-0,41% Eurostoxx 50) por el miedo a la COVID-19. La canciller Merkel habla de la peor situación en Alemania desde el inicio de la pandemia y el temor al confinamiento en el país aumenta. En EE. UU., fuerte volatilidad a lo largo de la jornada (clásica en esta semana de Acción de Gracias) y también dispersión entre el comportamiento de sus índices (-0,32% S&P 500, -1,26% Nasdaq Comp., Dow Jones Industrial +0,05% y Dow Jones Transport +1,34%). Total, que el día se presentaba brillante y acabó nublado.

En el mercado de bonos hubo un fortísimo movimiento, precios a la baja y la rentabilidad subió desde el 1,5462% del viernes al 1,6287% por la nominación de Powell. ¿Este mercado igual habría preferido a la que va a ser la vicepresidenta, Brainard, al contrario que Wall Street? No sé, difícil explicar este movimiento de los bonos, que terminó dando con los huesos de las tecnológicas en los mínimos del día. Por otra parte, los bancos gozaron de fuertes subidas porque les gusta un Powell partidario de cero regulación frente a una Lael prorregulación bancaria.

El crudo West Texas cerró en positivo +0,29% y eso que EE. UU. amenazó con que hoy mismo podría liberar sus reservas estratégicas de petróleo. En vista de que el Gobierno americano no ha podido persuadir a la OPEP+ para que bombee más petróleo, y que los principales productores argumentan que al mundo no le faltan barriles (de hecho, con el incremento de casos de COVID piensan que el mercado pronto entrará en superávit), pues están trabajando con japoneses, indios, coreanos y funcionarios de otros países para liberar reservas nacionales. Una acción coordinada para luchar contra los disparados precios de la gasolina mientras los índices de aprobación de Biden se desploman antes de las elecciones al Congreso del próximo año.

Y ahora viene la segunda vuelta de tuerca. La OPEP y Rusia han aceptado el desafío de los americanos y sus aliados en esta cruzada contra los precios del crudo, y les han advertido de que como liberen sus reservas estratégicas ellos van a cerrar el grifo. De esta manera, dejarían de incrementar la producción en 400.000 barriles al día, según el acuerdo en vigor firmado en pasado mes de julio, para eliminar, poco a poco, los recortes de 5,8 millones de bpd que aún quedan por recuperar de los diez millones de bpd aplicados en el peor momento de la pandemia. ¡Ay, ay, ay!

Miren el precio medio del galón de gasolina en EE. UU. (1 galón = 3,785 litros)

Feliz jornada.

Virginia Pérez Palomino
Directora de Renta Variable

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario