BLOG
04/12/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Vuelve a nosotros aquello de «lo malo es bueno»

Buenos días.

Una intervención a estas alturas es poco probable por parte del BCE cuando aún no se ha empezado a calcular el impacto de las medidas puestas en marcha, o incluso con la segunda TLTRO pendiente para la semana que viene. Pero el mercado sí que espera un mensaje del «fontanero Súper Mario» acerca del QEuropeo. Así las cosas, no es de extrañar que la rentabilidad de la deuda europea siga a la baja, la bolsa subiendo y el euro en ciertos momentos por debajo de los 1,23.

Ante la falta de inflación y de tracción económica continental vuelve a nosotros aquello de «lo malo es bueno». Algo similar se desprende de la interpretación de los PMI de servicios de la zona euro, que baja de 52,3 a 51,1 con escaso impacto sobre los activos europeos. Por países llama la atención la caída de una España aún en 52,7 (no todo pueden ser buenas nuevas), la de Alemania, la incapacidad francesa para abandonar el terreno contractivo por debajo de 50 o la que sí ha tenido Italia para superar esa marca unos meses después. Y no dejemos pasar por alto las ventas minoristas, que al igual que otras muchas referencias, parecen cambiar de tendencia para bien de Europa.

EEUU vuelve a demostrar que poco o nada tiene que ver con la marcha económica del Viejo Continente. Que aquí desciende el PMI de servicios, pues allí el equivalente ISM pasa de 57,1 a 59,3. Además, el procesador de nóminas ADP registró en noviembre la creación de 208.000 empleos, menos de lo previsto, pero ¿qué son 200.000 puestos al mes con una tasa de paro por debajo del 6%? También se hizo público el Libro Beige de la Fed, que así como alerta sobre los potenciales problemas de las zonas productoras de petróleo del país, se felicita por el crecimiento de los dos últimos meses en términos de actividad y de mejora en el mercado laboral.

Curiosidad del día. En estos tiempos de sobrendeudamiento de las AAPP aquí y allá no es de extrañar que, bajo el pretexto de la equidad contributiva, los Gobiernos estén creando nuevos impuestos con los que aumentar la recaudación. De ahí algunos como el impuesto Google en el Reino Unido o el que se impondrá a la salida de capitales en España a imagen y semejanza de nuestros socios europeos.

​Buen día​,
Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com